Conoce a Sugriva y Vali, los chimpancés cibernautas

Foto: Pixabay

Redacción

Verlos es como presenciar el contacto con seres de otro planeta recién llegados a la Tierra; su habilidad sorprende, no por el control de sus movimientos, sino por presenciar la admiración en su actitud.

Comenzaron a viralizarse en twitter, se trata de los chimpancés Sugriva y Vali que tiene la habilidad de manejar gadgets tecnológicos e incluso, redes sociales, motivo que también le ha acarreado críticas a sus dueños.

Las imágenes fueron compartidas por el usuario @therealtarzann quien trabaja en el Zoológico Wildlife Foundation de Miami, Florida, pero los homínidos viven en el safari Myrtle Beach en Carolina del Sur.

En las imágenes se puede apreciar como los primates interactúan en Instagram deslizando las fotos y seleccionando las de su agrado.

También se toma el tiempo para reproducir videos y dar likes, con una facilidad impresionante, por lo que el video difundido tiene casi un millón de reproducciones.

Se dieron a conocer en mayo y no dejan de admirar a los internautas, aunque también han aparecido detractores. Los chimpancés fueron lanzados a la fama en 2014, cuando asistieron al estreno de la película: “El planeta de los simios: confrontación”.

Los activistas de Personas por el Trato Ético de los Animales (PETA por sus siglas en inglés), reportaron en su sitio web: “El video del ‘chimpancé de Instagram’ puede verse lindo en la superficie, pero la historia detrás de él es otro triste ejemplo de cómo sufren los animales cuando se usan para la diversión humana”.

Informan que Sugriva fue separado de su madre cuando era un bebé, como lo hacen la mayoría de los primates para el entretenimiento, “de modo que puedan ser entrenados bajo la amenaza constante de castigo físico mientras aún son pequeños y carecen de fuerza”.

Su hermano, Vali, ha sido obligado a “jugar al fútbol” con un atleta de la NFL en un video de Instagram. Estas experiencias son antinaturales y probablemente confusas y aterradoras para un chimpancé joven que debería vivir en el bosque con su familia y estar protegido por sus padres, reclama PETA.

Su dueño, dice PETA, un hombre que se conoce con el nombre de “Doc Antle” o “Bhagavan Antle” (junto con varios otros nombres y títulos propios), dirige lo que calificó como un destartalado zoológico y durante décadas, el organismo activista ha estado trabajando para cerrar “este infierno y hacer que los numerosos animales exóticos retenidos sean transferidos a santuarios de buena reputación”.