La ‘marea verde’ y la derecha

Lo que aconteció el pasado domingo 20 en Orizaba, muestra el odio de la derecha local (PRIAN), por los movimientos libertarios. La policía municipal, persiguiendo a mujeres activistas que luchan por lo que ellas, consideran una causa justa. Tienen derecho a manifestarse y ninguna autoridad a perseguirlas. Su lucha, que es nacional e internacional, tiene que ver con los derechos de la mujer. Nadie, puede, entonces impedir que difundan su trabajo político por los medios lícitos, cómo lo hicieron en Orizaba y otras ciudades importantes de México.
Su lucha, que viene de mucho tiempo, tiene que ver con la salud de ellas mismas y, contra los ladrones que las extorsionan, en los hospitales privados, muchos clandestinos. ¿Cuántas mujeres en México y el mundo mueren cada mes por abortos clandestinos?, son miles de jóvenes que mueren a causa de las infecciones posoperatorias.
Las mujeres de la “marea verde”, luchan para que haya en México y el mundo un marco jurídico que NO las criminalice (envíe a la cárcel hasta 10 años), que garantice condiciones hospitalarias (derecho a salud pública), equitativa y gratuita. ¿Cómo actúa la derecha al respecto? Actúa de forma irracional, etiqueta y criminaliza la lucha de las mujeres por sus derechos.
Darle la razón a la “marea verde” no significa que todas ellas quieran legalización para solamente estar abortando. Eso es una manipulación que hacen los grupos reaccionarios, para difamar e intentar debilitar su movimiento social, que ellos (los derechistas), consideran inmoral. No es un asunto de moralidad, lo es de salud pública. Quede claro que nosotros estamos por la vida, tanto de las mujeres cómo de sus hijos.
Lo que nos interesa resaltar, en este caso, es la persecución policiaca que en Orizaba, ilegalmente, realizaron patrullas, seguramente con la autorización de la autoridad municipal, es decir del presidente, de quien depende la burocracia policiaca, que en Orizaba no tiene buena reputación (a pesar de tantos cursos que les dan). Si la lucha de las mujeres es justa o injusta, a una autoridad civil o eclesiástica no le compete perseguirla o condenarla. Las mujeres, hombres, jóvenes y ancianos tienen derecho a manifestarse las veces que quieran y en los lugares donde deseen hacerlo. Por ejemplo frente a la estatua (momificada) del dictador y asesino de los trabajadores de México, Porfirio Díaz.
En la movilización de más de un centenar de mujeres, había universitarias, empleadas, amas de casa y estudiantes (todas mayores de edad), y no pueden ser perseguidas como delincuentes, porque son ciudadanas de pleno derecho.
Hace unos días, marchas y movilizaciones similares se realizaron en Oaxaca, Puebla, la Ciudad de México, Guadalajara, Monterrey y otras ciudades del país, con las mismas exigencias y no se usó la represión. ¿Por qué en Orizaba se usa la policía para prohibir el ejercicio de los derechos políticos y humanos? Se hace, por la sencilla razón de atemorizar a la población, que ya no quiere el actual gobierno municipal (derechista, conservador y neoliberal), surgido del PRIAN.
Orizaba, con las movilizaciones que en últimas fechas ha tenido, muestran con claridad, su rechazo a la alianza del PRIAN que gobierna, haciendo negocios para su grupo, en el municipio. Un atisbo de esperanza le llega a los vecinos de la ciudad. Con la aprobación de la ley de “Revocación de Mandato” en el Senado (pronto en la de diputados federal), se podrá pedir al INE (en este caso local), promueva consulta ciudadana (legal y legítima) y no como la que se mandó hacer hace unos años, para simular (legalizar las palizas a las señoras indígenas de Ixhuatlancillo), la cual fue una farsa a todas luces.
Ahora los ciudadanos tendremos otro instrumento de justicia a nuestro favor, la ley de “Revocación de Mandato” que se aplicará en todo el país, a los funcionarios que estén en funciones, o sean electos en los próximos años, en los tres órdenes de gobierno (federal, estatal y municipal). Desde el Presidente de la República hasta el último funcionario por elección. Así que presidentes municipales, diputados, senadores, gobernadores, entiendan que la “espada de Damocles” penderá sobre su cuello.
Perseguir a las mujeres activistas en el municipio de Orizaba seguramente fue una orden personal del presidente. No fue decisión colegiada tomada en cabildo. El cabildo ni enterado estaba. Por ello mismo, las dos mujeres que están en el cabildo (una regidora de Morena y la síndico del PRI) debieran protestar y llamar a cuentas al presidente por autorizar un acto autoritario, que fue abuso de poder. Desde esta página me solidarizo con las luchas libertarias de los vecinos del municipio y pronunciamos un: “Ya basta de autoritarismo y represión a los vecinos y colonos de la ciudad”. Para que esto termine, hay que organizarse en “células cívicas” u “organismos de base ciudadana” en barrios, colonias y unidades habitacionales, universidades y centros de trabajo. Desde ahí, hacer trabajo político para derrocar el autoritarismo municipal.
A la izquierda le obliga encabezar una estrategia para anular el gobierno de derecha del PRIAN en Orizaba. Hay tiempo para ello, en año y medio se pueden organizar muchas cosas. Hay que empezar por la defensa de los derechos humanos que no se respetan. Por darle autonomía real, al Instituto Municipal de la Mujer (Inmujer), que a nuestro juicio, se encuentra dominado por criterios machistas impuestos por el Ayuntamiento. El Inmujer, ni siquiera tiene presupuesto propio, siendo por ley municipal de Veracruz, un organismo autónomo del poder municipal, con patrimonio propio. No está ejerciendo sus derechos y facultades legales que le otorga la Constitución de Veracruz.
Son tantos los atropellos, falta de transparencia y rendición de cuentas, que tal parece estamos en tiempos del absolutismo de las monarquías europeas. ¿Qué nos pasa vecinos de Orizaba?, ¿por qué tanta indiferencia ante las injusticias y persecuciones a las luchas de las mujeres, en este caso? Podremos estar a favor o en contra de su causa, pero NO es razón suficiente, para que la policía persiga las mujeres en lucha.
Arrancar las cartulinas con sus escritos y sus pañoletas verdes es indicativo del pobre criterio que se tiene del ejercicio de gobierno en la ciudad. Se gobierna con “distractores” (festivales folclóricos a diario que aturden los sentidos para no dejar pensar a los vecinos), persecución a mujeres al estilo del franquismo, el nazismo y las dictaduras latinoamericanas. Todo ello se hace para controlar el “poder municipal” (790 millones de presupuesto para 2020), a costa de lo que sea.
El movimiento de la “marea verde” (feministas en rebeldía), tiene derecho a manifestarse, más aún, cuando lo ha hecho de manera pacífica, sin vandalizar un solo monumento de la ciudad. La derecha NO tiene porqué ejercer represión ni censura en tiempos de apertura democrática en México. Muy claro lo ha dicho el presidente de la República: “Los derechos se ejercen y las libertades se utilizan”. Nadie tiene porqué perseguir las ideas progresistas o los movimientos en lucha por un pensamiento amplio. Sólo los tiranos y dictadores, cómo Porfirio Díaz, dan orden de persecución contra los activistas en lucha. Esperamos NO se repita esto en el municipio.
Recuerden señores burócratas municipales, ¡la ciudad no es de un solo hombre, ni propiedad de los 7 ediles del Ayuntamiento!…
Saludos atentos lectores de Diario El Mundo.

*Politólogo (UNAM, BUAP). Catedrático. Investigador Universitario.
[email protected]

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz