Busca Cobaev evitar deserción

Ana De la Luz
El Mundo de Córdoba

“En la zona de las Altas Montañas, sí existe un porcentaje de deserción de parte de los muchachos, nosotros tratamos de combatir esto, el abandono o fracaso escolar con el programa el DIES (Desarrollo Integral del Estudiante) donde se les da tutoría académica. La instrucción del gobernador es muy clara, los muchachos tienen que estar en la escuela no en la calle, hacemos todo lo posible académicamente, tal vez apoyándolos con becas para que no abandonen la escuela”, enfatizó Andrés Aguirre Juárez, director general del Cobaev.
“A nivel nacional la deserción escolar es del 16 por ciento, aquí en la zona hablamos de un quince, esto es que de los muchachos que se inscriben, al terminar primero, segundo y tercer semestre, de cada cien, quince se van por motivos económicos y hasta académicos”, aseguró.
En ese sentido, comentó que aunque no cuentan con maestros especializados en áreas como la psicología, consideró que es necesario brindar la motivación suficiente al alumnado para que la escuela tome un papel significativo en su vida pensando en cómo les ayudará en el futuro.
“La escuela tiene que ser significativa para los muchachos, si para ellos es mejor ganarse unos pesos fuera de la escuela y no ven que la escuela les está redituando algo para su futuro, pues obviamente van a escoger el camino más rápido a insertarse en la economía. Otro motivo es el socioecomocional aunque los detectamos y canalizamos ya sea al DIF o a Veracruz o que era el Injuver pero es poca la incidencia en casos de drogadicción o que estén metidos en la distribución”, puntualizó.

Campaña anti dengue
El director general del Cobaev, Andrés Aguirre Juárez, indicó que debido a que los casos de dengue se multiplicaron este año entre la población infantil, los planteles a su cargo implementaron una campaña preventiva para la eliminación de larvas.
“El dengue en todo el estado se multiplicaron los casos, por razones diversas. Primero por el clima, la otra es que ya hay un estudio en que el mosco mutó y ya aguanta temperaturas más bajas, la duración de su vida se incrementó. Lo que hacemos es primero una campaña de concienciación donde eliminamos cacharros, lugares donde podría crecer el mosco”, dijo.
Otra medida, reveló que es a través del Tebaev cuyo plantel tiene un proyecto interesante sobre un repelente para moscos en el que aseguró que ya están trabajando en conjunto con la subsecretaría de Enseñanza Media Superior para ocupar repelente ecológico y no dañar al medio ambiente.