Jóvenes y su necesidad espiritual (III)

Actualmente la juventud vive de una manera desenfrenada, no guardan respeto por si mismos colocando como argumento que “solo se vive una vez” lo cual fomenta un interés por practicar lo que probablemente años atrás se consideraba como actos inmorales. Y es que el pensamiento que prevalece es que como avanzan los años la mente del ser humano debe ir abriéndose a nuevas posibilidades y oportunidades de disfrutar la vida, pero estas maneras van en contra de su integridad, no toman en cuenta principios espirituales por la falta de conocimiento de Dios en su vida ya que consideran que la religión es solo un sistema que oprime su vida y los frustra impidiéndoles disfrutar su vida de una manera desenfrenada, lo cual es contrario porque aunque se ha perdido la importancia de su necesidad espiritual, se recalca muchas veces por la forma de vida alejada de Dios que predomina. “Un universitario en su aprendizaje debe vivir experiencias que promuevan el fortalecimiento de los mismos, el respeto a los derechos y libertades fundamentales, adquiera hábitos de convivencia, para que en el futuro sea capaz de brindar a las personas una atención integral independiente del ámbito de su trabajo. (Caro de Pallares, S. (2004).

Libertad ejercida con responsabilidad

”La libertad significa responsabilidad; por eso, la mayoría de los hombres le tiene tanto miedo.“
– George Bernard Shaw

Al momento de nacer adquirimos todos los derechos de la vida pero también las responsabilidades, ”Nacemos con libertad; pero hemos de aprender a ejercitarla. Se nos ha dado la capacidad de pensar y decidir por nosotros mismos; pero hemos de ajustarnos a la Verdad y al Bien, porque ambos existen, aunque en nuestra cultura relativista todo se cuestione“ (Gutiérrez A. 2017).
Aspirar a ser libres sin ataduras de ninguna clase, pretender hacer y deshacer sin tener que responder por ello ante nada ni nadie es una gran controversia, ya que todos tendemos a querer hacer lo que precisamente nos hace daño. Normalmente cuando alguien hace sólo lo que le apetece, acabe siendo lo que nunca quiso llegar a ser.

”La libertad no es el poder de hacer lo que queremos, sino el derecho de ser capaces de hacer lo que debemos“
– Lord Acton

Por último, podemos decir que vivimos en un mundo que nos da ciertas libertades, pero al mismo tiempo corremos el gran riesgo de cometer errores garrafales, que siendo la época universitaria, la etapa en donde más se toman decisiones, es preciso tomar en cuenta que aún no somos personas llenas de conocimiento pero tampoco argumentar que no somos aptos para decidir, tenemos en nuestras manos una responsabilidad que es la responsabilidad de la propia vida y para esto es útil recordar unas palabras más del apóstol Pablo que dice: ”«Todo está permitido», pero no todo es bueno. «Todo está permitido», pero no todo es beneficioso.“ (1 Cor. 10:23 Versión Palabra De Dios Para Todos)