Sufren abusos en repatriación

Susana Vázquez Gil
El Mundo de Tehuacán

Alrededor de 7 mil migrantes poblanos han sido repatriados en lo que va de 2019, se estima que para diciembre la cifra llegue a 12 mil, pues las políticas de Estados Unidos son cada vez más “duras”, lo que ha representado también un alza en las violaciones de los derechos humanos.
El presidente ejecutivo de la fundación “Pies Secos”, Ricardo Andrade Cerezo, indicó que la mayoría de los casos son de personas nativas de la Mixteca Poblana, aunque hay unos 15 repatriados de la región de Tehuacán.
Explicó que la policía extranjera realiza continuamente operativos para detectar a los migrantes sin documentación, y sin oportunidad de apelar su caso, son albergados en prisiones donde sufren maltrato, luego son enviados de regreso a México en un vuelo de avión, donde tienen que viajar con grilletes en las manos y pies, agachados y sin poder moverse durante varias horas.
Añadió que las policías federal, estatal, municipal y hasta militar, también cometen agresiones contra ellos.
Dijo que el proceso de deportación “no es nada fácil”, pues además de violencia, hay veces que las familias son separadas, enfrentando diversas problemáticas, sobre todo jurídicas, que no les permiten reinsertarse, pasando varios meses sin trabajar.
Indicó que vienen tiempos más difíciles, pues en México las autoridades no han mejorado los protocolos migratorios.