Conoce la enfermedad del Joker; Scott la sufre

Redacción

La enfermedad de incontinencia afectiva o emocional, que sufre El Guasón o Joker encarnado por Joaquin Phoenix en la cinta de Todd Phillips, no sólo la padece el némesis de Batman, sino que el sufrimiento de miles de personas alrededor del mundo.

Joker es un hombre perturbado que sufre de una condición extraña que lo hace reír de forma descontrolada en momentos inadecuados y hace que Arthur Fleck, la identidad oculta del Guasón, se meta en problemas que más de una vez termine en tragedia.

Pero, más que recurso literario para la historia, la condición que padece Fleck es una enfermedad real y la padecen miles de personas que tiene que vivir con ella, tal es el caso de Scott Lotan que padece de incontinencia afectiva.

La historia la cuenta el portal ladbible.com que entrevistó a Lotan en Virginia Beach, Estados Unidos, y pudo atestiguar la situación que sufre este hombre de 47 años.

Lotan sufre episodios de llanto o risa incontrolables que pueden durar hasta 10 minutos que lo dejan exhausto y adolorido.

Lotan contó a ladbible que esta condición la comenzó a padecer después de un accidente automovilístico en 2003, donde fue impactado por un conductor ebrio y perdió a su prometida y a su madre.

“Nos íbamos de mi fiesta de compromiso y fuimos atropellados por un conductor ebrio. Mi novia murió en el lugar y mi madre tres días después. Recuerdo estar en el lugar riendo y siendo interrogado por la policía, en los funerales tanto de mi madre como de mi prometida, tenia que separarme de todos por que a veces me echaba a reír”.

“Trato de ser completamente consciente de mí mismo y entiendo que esta más allá de mi control, pero saber que eres un bicho raro y siempre explicarle a la gente que no soy un psicópata emocionalmente vacío puede ser difícil”, dijo al portal.

Además Scott también dijo que su enfermedad le impide salir con amigos o asistir a restaurantes por que su enfermedad aún es incomprendida en la sociedad y siempre terminan echándolo de los lugares.

Lotan dice que Joker ayudó a crear algo de conciencia sobre la enfermedad, pero que ver la película fue como verse en un espejo.

Técnicamente, en la incontinencia afectiva o labilidad emocional, las emociones se exteriorizan de una manera exagerada esto origina crisis patológicas de risa o llanto. Los pacientes suelen reír o llorar a la menor provocación.