Advierten parálisis económica en Veracruz

Jéssica Ignot
El Mundo de Orizaba
La falta de inversión en obra pública ha propiciado un estancamiento en el país, pero particularmente en el estado de Veracruz, con lo cual se vislumbra una parálisis económica que, en muchos sectores, ya se está viviendo.
De acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), al cierre del primer semestre del año se registra la pérdida de poco más de 60 mil empleos y mermas directas para 50 ramos industriales y estancamiento en la contratación de créditos e inversiones.
En Veracruz, en lugar de tener más empleos formales, se perdieron 5 mil 455 y en cambio quienes trabajan en la informalidad, ahora son el 61.5% de las personas que tienen empleo.
La Secretaría de Infraestructura y Obras Públicas (SIOP) apenas ha ejercido el 30 por ciento de su presupuesto, y el mismo gobernador Cuitláhuac García aceptó a principios de septiembre que sólo había aplicado el 10% del presupuesto total destinado a desarrollo social.
El empresario y presidente de Canacintra Orizaba, Octavio Gracián Malpica señaló que es evidente la falta de inversión pública en el estado.
Indicó que al paralizarse la inversión pública se paraliza también la inversión privada, y esto provoca un subejercicio estatal fuerte, pero el ejercicio federal lo es aún más.
“Se está previendo que ese dinero se vaya a las elecciones intermedias, también para el voto clientelar”, comentó el empresario.
El integrante de Concanaco, Omar Kuri Ceja, señaló: “Vemos que el estado está siguiendo la inercia del país: una desaceleración económica que nos lleva a un crecimiento de menos del uno por ciento de la economía para este año”.
Indicó que para que haya inversión directa se requieren de condiciones de confianza, certidumbre y seguridad. Y al no haber esto, no hay inversiones, lo que afecta la generación de empleos formales.