Hoy y siempre juntos

Laura Arely A.
El Mundo de Orizaba

La pareja conformada por Dulce Coronado Zúñiga y Rafael Reyes Torres vivieron un noviazgo de ensueño y después de un gran romance decidieron formalizar su compromiso con una maravillosa boda.
Con la emoción de realizar los preparativos de boda, Dulce y Rafael eligieron cada detalle para la gran ceremonia, hasta que por fin llegó la fecha de su anhelada gran boda.
Bajo una bella atmósfera de buenos deseos y cariño se llevó a cabo la liturgia en la Iglesia de La Inmaculada Concepción de María, acompañados por sus padres, testigos y amigos. Durante la homilía el padre celebrante les dedico unas lindas palabras para esta nueva etapa que comienzan tomados de la mano.
La recepción más tarde se ofreció en un bello escenario rodeado de flores, un elegante salón al sur de la ciudad, al que llegaron familiares y amigos para compartir su alegría.
El momento más romántico de la noche para la pareja fue escuchar sus melodías favoritas mientras juntos bailaban al centro de la pista, encendiendo las emociones de todos los invitados.