La auditoría municipal del Orfis

Hemos revisado los resultados de la auditoría 2018 a los municipios de Veracruz practicada por el Órgano de Fiscalización del estado (Orfis). El caso del Ayuntamiento de Orizaba es interesante. Se destaca la compra de computadoras tipo laptop (página 56), para entregarlas a los empleados municipales de confianza, a cambio de que vayan abonando, cada vez que cobren sus quincenas, el pago de las mismas.
También se observan los resultados del programa de “Rehabilitación Integral del Paseo Turístico Colón” (número de obra: 20193011806019). Este programa (página 58), tiene varias observaciones, que no se solventaron, según se indica, por tanto son causa de responsabilidades por parte del Ayuntamiento.
Así también se resalta el NO ejercicio (uso) de tres millones ciento setenta mil pesos procedentes de la Conagua, mismos que tendrán que devolverse (lo cual no se ha hecho) a la tesorería de la Federación (Tesofe), por qué no se cumplió con el ejercicio de anualidad. Lo anterior, se señala, implica responsabilidades de funcionarios o exfuncionarios municipales, de acuerdo con el artículo 7 de la ley del presupuesto de egresos de la Federación del ejercicio 2018 y, el artículo 17 de la ley de disciplina financiera de las entidades federativas y municipios. Conagua (página 57), indica que no tuvo conocimiento (formal/documental), del cambio (adelanto o atraso) de obras del Ayuntamiento.
En otro apartado, se publica la lista de las constructoras y personas físicas que recibieron contratos para obras municipales, destaca una que fue privilegiada con 30 contratos. En el caso de las computadoras personales (número de folio FM-118/2018/003), que tuvieron un costo de un millón quinientos veintidós mil ochocientos pesos, el documento señala (página 56), que por instrucciones del presidente municipal al tesorero, se hizo esa compra, que debía ser descontada, vía nómina en un plazo de tres años, pero hasta el momento de la auditoría (2018), sólo se tenía un monto recuperado de 366 mil 186 pesos, además de que NO se presentaron los recibos de nómina para verificar los descuentos, así como NO existe el anexo de acta de Cabildo, donde se apruebe la adquisición de las computadoras. Significa que han pasado casi dos años y sólo se ha podido recuperar, la quinta parte de lo gastado por la tesorería municipal, es decir, 366 mil 186 pesos de esa compra de aparatos para uso personal.
El punto, resalta el informe de la auditoría, es que aún no se ha recuperado (por lo menos la mitad) de lo invertido, estando ya en otro ejercicio fiscal (2019). El ayuntamiento de Orizaba tiene acreditadas 10 observaciones y 12 recomendaciones, que el órgano de fiscalización le marca cómo puntos que NO están aclarados. Usted mismo, estimado lector de Diario El Mundo puede consultar toda la información a detalle en el portal del Orfis anotando en su computadora: Informes de resultados de la fiscalización a las cuentas públicas municipales 2018 (Orizaba), y de inmediato aparecerá en su pantalla, el despliegue de información financiera, obras públicas y deuda municipal, que el órgano de vigilancia estatal hace cada año a los municipios de Veracruz.
El informe sobre las cuentas del Ayuntamiento de Orizaba tiene 72 cuartillas y, ustedes deben poner atención de la página 55 a la 72, dado que ahí se concentra la mayor información, que pone en evidencia la forma cómo se está conduciendo el gobierno municipal. Es un derecho de los ciudadanos tener acceso a la información pública, principalmente financiera, obras y contratos, pero en Orizaba NO se está haciendo.
Por ello, en la parte quinta se detalla con mucha claridad, la falta de transparencia y rendición de cuentas del Ayuntamiento, la omisión de datos y cuentas financieras de interés público, siendo esto causa de responsabilidades, según la ley número 364 relativa a la Fiscalización y Rendición de Cuentas del estado de Veracruz (vigente).
Viene también, el asunto de la compra del Toreo (hoy en litigio por embargos), con la observación No.FM-118/2017/009 ADM, relativa a que este punto debe aclararse (legal, financiera y administrativamente), e informar a la ciudadanía del municipio, su situación de adeudos. No hay prohibición para hacerlo público. Vienen datos relevantes, para apreciar la globalidad financiera municipal, como el dato del presupuesto aprobado en 2018: 642,711,743.97, (seiscientos cuarenta y dos millones, setecientos once mil, setecientos cuarenta y tres pesos, con noventa y siete centavos), lo que sumado al presupuesto actual (2019), al día de hoy, dan más de MIL DOSCIENTOS MILLONES DE PESOS.
Con esos datos usted puede preguntarse, ¿hay congruencia entre lo que se ha tenido de presupuesto y lo que se ha hecho en obras y servicios en el municipio? Necesitamos abrir, ciudadanos, el debate documentado y respetuoso, respecto al gasto municipal, ya que los regidores no lo inician de cara a los ciudadanos.
¿Qué les pasa a los regidores de oposición en el Ayuntamiento? El Cabildo del Ayuntamiento aprobó, hace unos días, el proyecto de presupuesto para el año 2020, que se presentará al Congreso para autorización, de más de 700 millones de pesos. La suma total de estos recursos, que al final del trienio municipal en Orizaba se habrá administrado, dará un estimado de más de DOS MIL MILLONES DE PESOS… ¡Caramba!, esto es muchísimo dinero manejado por 7 ediles municipales, manteniendo a los 128 mil ciudadanos de Orizaba, al margen de la información financiera y sin posibilidad (real) de influir en la toma de decisiones de su municipio, porque todo se impone por el gobierno de la ciudad…
Esto de la transparencia y rendición de cuentas que NO se cumple en Orizaba, es muy delicado, para un Ayuntamiento que quiere parecer el paladín de la transparencia y la democracia en la región y no lo es. Ustedes mismos, lectores de Diario El Mundo, vayan a la página en cuestión y revisen, paso a paso la información detallada, y vean la lista de personas y constructoras a las que se dieron contratos de obras y, fórmense una opinión del asunto.
Con relación a la compra de laptop al por mayor, el documento resalta que NO se entregó para la fiscalización, el acta de Cabildo, que autorizara la adquisición, estimándose que sólo fue decisión personal del presidente municipal. Esto es grave cuando van de por medio recursos públicos. El hecho de NO tomar en cuenta al cuerpo de regidores, dice mucho de la calidad del gobierno municipal. Lo legal era haber puesto a disposición del pleno del cabildo, la propuesta para gastar millón y medio de pesos en laptop para uso del personal de confianza. No se debió pasar por alto la autoridad colegiada del cabildo municipal.
Cuadros, datos y cifras es lo que ustedes, atentos lectores de Diario El Mundo, encontrarán en el informe de auditoría practicado al Ayuntamiento por el Orfis a las cuentas del año 2018, en coordinación con la Auditoría Superior de la Federación (ASF), para la parte de recursos federales. Al final del informe ustedes encontrarán un resumen de las 10 observaciones y 12 recomendaciones del tipo financiero-presupuestal, técnico a la obra pública y respecto a la deuda pública municipal.
Se destaca, también la falta de un registro de contabilidad municipal automático (es decir, que registre de manera simultánea, en toda la red, las operaciones de contabilidad que se realicen, en tiempo real), lo que impide la verificación contable veraz y objetiva.
Mención aparte merece la cuestión de los proyectos municipales, el documento de la auditoría indica que NO cuentan con planos detallados que faciliten verificación de las obras, y carecen de catálogo de procesos, números generadores, especificaciones generales y particulares.
Asimismo, carecen de programas de ejecución, presupuesto base de proyectos, análisis de factores de sobrecosto, no tienen planos detallados de las obras que contengan adecuaciones o modificaciones, para facilitar el tránsito, movilidad y acceso de personas con discapacidad, en lugares de usos públicos.
Como ustedes se darán cuenta, las observaciones de la auditoría al Ayuntamiento de Orizaba, practicada por el ORFIS/2018, NO son mínimas e implican la presunción de responsabilidades y daño patrimonial. Por lo que el Orfis debe promover responsabilidades y determinación de daños y perjuicios, de conformidad con el título quinto de la ley No. 346 de Fiscalización Superior y Rendición de Cuentas del Estado de Veracruz.
Vecinos y colonos del municipio, no se queden con la sola opinión de un analista, vayan a las fuentes documentales oficiales, destinen un poco de su tiempo, para conocer y saber si se está gobernando bien o mal el municipio de Orizaba. Los invitamos a consultarlo con el fin de formar ciudadanos informados, participativos y críticos de su gobierno…
En otros temas de la ciudad… Las videoconferencias del Dr. Enrique Dussel se pueden localizar en internet, con sólo poner la palabra “Video conferencias Dussel”, ahí están los cursos de Formación Política Ciudadana…
Los atentos lectores del barrio de San Antonio, nos indican que en el campo ADO, bajo las gradas, la maleza está muy crecida. En ese campo entrenan futbol niños y jóvenes, les cobran 550 pesos al mes, exigen a la autoridad municipal, meta en “cintura” a los dueños o patronato del lugar, obligando limpiar y fumigar dicho campo, para prevenir brotes de dengue. Nos escriben que el campo lo tienen abandonado y sin servicios… Inspectores de la Jurisdicción Sanitaria número 7 en Orizaba, ojalá puedan hacer inspección para corroborar está petición de salud pública municipal… Servidos vecinos del barrio.

*Politólogo (UNAM. BUAP). Catedrático. Investigador Universitario.
[email protected]

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz