Astrid, sirena en París

Talavera Serdán / Quésto y Quel´otro

UN AÑO HACE que al cierre del festival “Héctor Herrera”, oops, del “Emilio Carballido” que tributa a su esposo, y quien de últimas fechas recibe más reflectores hacia él que al autor extraordinario nacido en Orizaba y por decisión propia “trasladado” su alumbramiento a Córdoba, que el ya esperado evento anual de los agostos, volvió a lucirse con la presencia de un prestigiado cuerpo griego escénico y, de nuevo, poco o nada de Emilio; pero, pecata minuta, como diría mi abuelo Carlos.
Charlamos vía telefónica con la celebridad que en dos ocasiones ha sido el cierre explosivo del evento, la chetumaleña internacional Astrid Hadad, que siempre deja rico sabor al espectador.
Lo primero, las porras porque recibieron ella y Michelle mi libro “Sol, paisaje, ¡acción!”. Michelle me dice que uno de sus films favoritos en La Muerte en Este Jardín, de Buñuel, rodada en Alvarado. “¡Nunca me habría imaginado que las locaciones eran de Veracruz!”, dice la encantadora asistente francesa de Astrid desde hace ya dos décadas Astrid me dice que acaban de recibir mi libro, pero que ya de entrada les encanta (hay una foto reciente de ambos, de cuando ella vino a la Feria del Libro en Orizaba y la entrevistamos para El Mundo).
LO INMEDIATO: ¿Qué se cocina en este momento en los talleres creativos de madame Hadad?. “Empacamos para irnos una semana a Macedonia”. What? (oficialmente República de Macedonia del Norte, país independiente sin litoral en la península balcánica, sureste de Europa, limítrofe al norte con Serbia y Kosovo, ​al este con Bulgaria, al sur con Grecia y al oeste con Albania). (De nada).
¿Saben dónde queda eso? Astrid ríe, porque su espectáculo one-woman-show es muy requerido en los Balcanes y en los fiordos finlandeses, aunque esta vez no va a montar su espectáculo, no en centro nocturno, no en museo alguno: será parte de una película, La Sirena de París, del cineasta, novelista y animador francés Mathias Malzieu, que gana fama internacional con su corto de animación La Mecánica del Corazón (2013), que encanta a Astrid y a Michelle, y por esa sola auto-recomendación, aceptan trabajar con Malzieu, en su producción en rodaje, La Sirena de París, para lo que Astrid/Michelle empacaron un juego de maletas amplias que darán servicio a su interpretación. (“No sabemos si será en vivo o utilizará alguna secuencia con parte de mi show”, dice Astrid, el asunto es que me quieren con mi vestuario, que ya han visto en shows o en internet“).
El guión es de Stéphane Landowski, y su directorMathias Malzieu, y acompañan a nuestra amiga el notable actor turco Tchéky Karyo,la ”chica Almodóvar“ Rossy de Palma,y la francesa Romane Bohringer, uno de cuyos créditos es de 1995 al lado de Leonardo DiCaprio pre-Titanic, Elipse Total. ¿El asunto? Un tipo, artista por supuesto, halla a una sirena en París, se enamora de ella y la protege de todo. El rol de Astrid no me parece ser el titular, pero dada la breve filmografía del director visionario, deberá tener presencia destacada en el asunto.
Y ya que andamos en cuestión de amigos vagos, Eric Morales, uno de los directores de la destacada versión nueva de ”Cuna de lobos“, acostumbra hacer un viaje al concluir algún encargo en TVisa (Marruecos, su retiro favorito), y esta vez se fue a Canadá, donde se encontró con una amigocha de parranda y bien pasarla, la inolvidable ”Tesorito“ Laura León, y su hermosa hija. La tabasqueña miss León, nacida Rebeca Valderrama y nuestro Eric, festejando esa semana su cumpleaños 40yalgo, andaban yateando (en yate) por las costas de uno de los lagos del país con marca de zapatos. (Cheque en nuestras redes el video que nos envió el director en exclusiva.)

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz