La libertad (I)

Dr. Fausto de Jesús Morfín Herrera

“La situación sobre nuestra Tierra es paradójica. Las interdependencias se han multiplicado. La conciencia de ser solidarios con su vida y con su muerte liga desde ahora a los humanos. La comunicación triunfa; el planeta está atravesado por redes, faxes, teléfonos celulares, módems, Internet. Y sin embargo, la incomprensión sigue siendo general”.
Edgar Morin

Los seres humanos vivimos cada etapa de nuestra vida con un aprendizaje distinto que nos permite desenvolvernos en nuestro medio ambiente, adaptándonos a lo que nuestro alrededor se va formando, y que también nos forma como individuos, por ello es importante identificar en qué etapa de nuestras vidas hemos dejado de ser dependientes para convertirnos en seres independientes, es decir, cuando hemos desarrollado una autonomía suficiente que nos permita tener madurez y capacidad de elección sobre aspectos relacionados con nuestra vida.
A lo largo de nuestra vida el proceso de crecimiento nos lleva a momentos de aprendizaje, experiencia, instrucción, etc. que desarrollan cambios de tipo intelectual, físicos, psíquicos, cognitivos, entre otros. Por esta razón en cada etapa vital del ser humano (infancia, niñez, adolescencia, juventud, adultez y vejez) es importante generar el sentido de la responsabilidad dentro de la libertad que tenemos como derecho todos los habitantes de este planeta. Este es un punto de suma importancia, ya que todos coexistimos en un mundo donde día con día se originan nuevas formas de pensar y de ver las cosas, así como ideologías, sin embargo esto entra en conflicto cuando esas nuevas corrientes de pensamiento afectan directamente con la integridad de las personas, lo que nos lleva al principal propósito de este ensayo, que es una crítica analítica respecto a cómo la juventud ejerce su libertad de manera responsable, partiendo desde las primeras etapas de su vida, que son la infancia, niñez y adolescencia.
Actualmente estudio la universidad y esto me ha permitido darme cuenta de algunos rasgos en el estilo de vida de vida de los jóvenes universitarios, los cuales muchas veces en esta etapa precisamente, ya cargan con toda la responsabilidad de sus decisiones, es decir, los padres prácticamente retiran su autoridad de ellos o es prácticamente nula, lo cual ocasiona que de acuerdo a la falta de experiencia, madurez y responsabilidad, los jóvenes lleven a cabo una vida complaciendo sus deseos poniendo en juego su educación, su salud, su dignidad y hasta su vida, cuando las acciones que realizan están en su conocimiento como cosas que afectan su vida pero aun así ellos toman la decisión de no tomar una postura de una libertad responsable, entran en una vida con rumbo a la culminación de sus estudios profesionales pero por otro lado, su formación humana mengua con respecto a su moral, ética y madurez que difícilmente se desarrollan en el individuo para formar un ser autónomo en todos los aspectos de su vida, capaz de tomar decisiones de manera responsable y consciente.

Libertad responsable en la etapa universitaria: Inicia en casa. Educación en casa

“El secreto de la libertad radica en educar a las personas, mientras que el secreto de la tiranía está en mantenerlos ignorantes”.
Maximilien Robespierre

El desarrollo de habilidades físicas, mentales y cognitivas ocurren en los primeros años de vida de las personas, por ello es muy importante cubrir todas las necesidades de un recién nacido, ya que es un ser nuevo en el universo y depende de los cuidados de otra persona para que pueda ser posible su crecimiento. Sabemos que en los primeros años de la vida de un infante, los padres, en su mayoría, son las personas más cercanas y ejercen un papel fundamental para la vida de nuevos ciudadanos y nuevas generaciones.

Papel de los padres
Debido a la falta de un proyecto de vida o de una planificación familiar, muchos jóvenes se han convertido en padres prematuramente y debido a una falta de madurez, de carácter, o conocimiento de una familia, son los principales responsables de formar en sus hijos jóvenes incapaces de responder por sus actos o por otro lado, incapaces de ejercer su libertad de manera responsable ya que la falta de educación proveniente de sus padres hace de las decisiones una tarea difícil o por el contrario, algo tan irrelevante que no toman en cuenta puntos centrales enfocados en un mejoramiento personal y social, al contrario solo buscan seguir lo más cómodo, lo más fácil o lo que en eso momento sus emociones les dicten. Freud dice: “Ya en los primeros seis años de la infancia el pequeño ser fija la naturaleza y tonalidad afectiva de sus relaciones con las personas de su mismo sexo y del otro sexo; de ahí en adelante el niño podrá desarrollarlas y transformarlas en ciertas direcciones, pero ya no podrá eliminarlas” (Freud, 1914) por ello es vital que los padres tomen en serio su papel y procuren una mejor relación y educación a sus hijos.

Vivencias en la infancia
De alguna manera en los primeros años de la vida el ser humano no es responsable de decidir ciertos temas relacionados con él, ya que sus padres toman las decisiones importantes tales como, la escuela, el lugar donde viva, el estilo de vida, entre otros. Sin embargo existen experiencias que le hacen tomar un sentido a las decisiones que poco a poco van quedando a consideración de sí mismo, como la comida, el estado de ánimo, las actividades a realizar, etc., por lo tanto cada experiencia “mala” puede considerarse como un error que suma a su experiencia y pueda evitar en el futuro cometer un error de cierto tipo.

 

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz