Aumenta el consumo de cristal entre veracruzanos

Foto: AVC Noticias.

AVC Noticias

Boca del Río.- El director del Centro Estatal contra las Adicciones (CECA-Cúspide), Pedro Baeza Pérez, advirtió sobre el aumento en el consumo de drogas sintéticas, como el “cristal”, entre la población veracruzana, incluidos adolescentes.
En entrevista celebrada en el marco de la carrera atlética que se organizó para concientizar sobre la prevención de las adicciones, el especialista precisó que el consumo de drogas en la entidad veracruzana se encuentra dentro de la media nacional.
Baeza Pérez indicó que dos de cada siete consumidores de cristal que ingresan al CECA-Cúspide son adolescentes, por lo que se advierte un incremento en el último año.
El entrevistado manifestó que el cristal ingresa al territorio veracruzano de una manera alarmante.
“Tenemos una estadística, de cada 10 valoraciones que hacemos en Cúspide, de pacientes, 10 de estas valoraciones siete son adultos que ingresan por consumo de cristal (…) De esos siete adultos que ingresan por cristal, dos son adolescentes, entonces quiere decir y atendiendo a la encuesta que se hizo a nivel federal, aunque nos mantenemos dentro de la media, pues es preocupante porque la sustancia cristal está ingresando al estado de una manera alarmante”, expuso.
Pedro Baeza explicó que el cristal es una sustancia química que contiene fósforo, ácido para baterías, raticida, cal, entre otros productos.
El especialista indicó que el CECA-Cúspide tuvo que abrir un área y certificarse con la finalidad de tratar a los adolescentes que consumen drogas sintéticas.
El director del CECA-Cúspide alertó a la población que la droga sintética produce efectos neurofisiológicos cuyo consumo provoca un daño, principalmente si se trata de jóvenes.
“Desafortunadamente se tuvo que abrir y certificar la clínica para el tratamiento con adolescentes por esta nueva tendencia al incremento en el consumo a edades cada vez más tempranas en sustancias principalmente ahora y también desafortunadamente en sustancias sintéticas que, neurofisiológicamente dañan a nuestra población joven”, finalizó.