Desairan autoridades encendido de antorcha

Jazmín Suazo
El Mundo de Córdoba

El evento del “51 Aniversario de la llegada del fuego Olímpico” brilló por la ausencia de las autoridades municipales, quienes solo prestaron una mampara pero no hicieron acto de presencia, mientras que los organizadores lo tomaron como “un desaire” al hecho que reunió hace cinco décadas a más de 20 mil personas en el parque 21 de Mayo.
El organizador de este encuentro anual, Ramiro Murguía González, dijo que fue triste que el fuego que vino a unir a los mexicanos en 1968 luego de los actos violentos vividos el 2 de octubre en el entonces Distrito Federal, ayer ninguna autoridad se parara junto con ellos para revivir ese momento histórico para Córdoba.
“Nos causa tristeza que estemos solos llevando a cabo este evento público y no le den la importancia necesaria, quisiéramos que las autoridades municipales hicieran suyo este evento y que ellos mismos lo organicen, porque para nosotros fue histórico porque fuimos los que participamos”, comentó Ramiro Murguía.
Desde el mediodía un grupo de participantes realizaron una caminata por las principales calles de la ciudad donde portaron el pebetero y al llegar al parque 21 de Mayo se encendió de manera simbólica para conmemorar el 51 aniversario.
Por su parte, María Estela Cruz García comentó que la ausencia de autoridades se debe a que es gente joven que ocupa cargos sin saber la importancia de la historia, además que no tienen aprecio de la magnitud de lo que significó la llegada del fuego olímpico desde otro continente.
“Se ha ido perdiendo estos valores de los deportistas, porque en realidad participábamos los que destacábamos en ese entonces, es triste ver que nos dejaron solos”, comentó María Estela quien participó en voleibol, así como lanzamiento de bala, disco y jabalina.
Los asistentes recordaron que en ese entonces fueron un total de 37 corredores los que participaron en portar el pebetero con la antorcha olímpica que fue llevada a Orizaba donde fueron relevados por otros corredores.