Rompe Megan el silencio

Agencias

Megan Fox reveló que sufrió un colapso psicológico por sentirse hipersexualizada antes del estreno de Diabólica Tentación, en 2009, reportó Page Six.
“Creo que tuve un colapso psicológico genuino en el que no quería hacer nada. No quería que me vieran, o tomarme fotos, hacer entrevistas, caminar por una alfombra.
”No quería que me vieran, no quería tener que tomarme una foto, hacer una revista, caminar por una alfombra, no quería que me vieran en público en absoluto por el miedo y la creencia, y la certeza absoluta de que se iban a burlar, o me iban a escupir, o que alguien me iba a gritar, o que la gente me apedrearía o me atacaría por estar fuera “, compartió la actriz.
La estrella agregó que la situación empeoró cuando trabajó con Michael Bay en la secuela de Transformers, quien presuntamente la maltrató.
La actriz reveló que en ese tiempo, intentó denunciar casos de agresión sexual, pero el miedo la hizo pensar que la culparían por lo sucedido.
”Antes de que empezara el movimiento #MeToo había cosas que yo pensaba: ‘Esto no está bien‘, pero todos decían: ‘No nos importa, te lo mereces por cómo te ves o te vistes“.
”Todos me decían: ’bueno, pues jódete tú, no nos importa, te lo mereces‘“, agregó.
Fox mencionó que esa situación empezó a mejorar cuando formó una familia con Brian Austin Green.
”Creo que me costó quedarme embarazada. Ese fue el primer gran avance en el que mi conciencia cambió y mi mente se abrió y pude ver desde una vista de pájaro para respirar y asimilarlo“, ha explicado Fox.