Reportan mujer por plagio de perros; trasciende que vendía su carne

Foto; Especial

Redacción

Unos treinta perros en situación de maltrato, otros más muertos, incluso en un refrigerador, fue el hallazgo realizado ayer en Puebla responsabilizando a una mujer, que secuestraba las mascotas para pedir rescate, pero que también y presuntamente, los mataba para venderlos como carne enchilada.

La mujer fue detenida la tarde del jueves después de una denuncia por maltrato animal interpuesta por vecinos de la colonia Bosques de San Sebastian en la ciudad de Puebla.

Un grupo de mujeres vecinas acudieron al lugar ubicado en la calle 1B de la colonia antes mencionada, para obtener evidencias sobre el delito de maltrato animal.

En un video que comenzó a circular en Facebook, se aprecia como una de las mujeres entra por la fuerza al domicilio ante el intenso olor que expedía el lugar y ante la negativa de la propietaria del ingreso de las autoridades.

La denunciante narra: “la vieja tiene perros muertos en el refrigerador” mientras acerca su cámara al congeladora donde se alcanza a ver en una bolsa la cabeza de un perro.

También se ve a las tres mujeres que ingresaron a la casa, conmocionadas mientras un perro resguarda la entrada a una habitación.

Otra joven advierte que podría haber mas perros muertos por el fuerte olor que dice percibir.

Cientos de internautas compartieron la grabación que era transmitida en vivo, y los comentarios de repudio hacia la mujer no se hicieron esperar.

En el extremo de la situación, vecinos aseguran que la mujer vendía carne enchilada los fines de semana en dos puestos de esa unidad habitacional; e incluso, ella y sus hijos se alimentaban de esa carne que procedía de los perros robados detallaron medios locales.

El Hallazgo

Uno de los vecinos denunció que había visto a su perro extraviado en el departamento 52 de la calle 1B,  por lo que fue a reclamar a la propietaria para que le devolviera a su mascota de nombre “Bongo”, un French Poodle que se había extraviado el pasado 13 de septiembre y que respondía al llamado de su amo con un peculiar silbido dicho acto hizo que el perro comenzara a ladrar dentro de la casa.

La mujer que responde al nombre de María Antonieta de 35 años, se opuso a entregar al animal, pero en un descuido de la mujer el perro logró escapar y ella salió de su casa, por lo que vecinos entraron a la residencia llevándose la sorpresa que en el lugar había 30 perros y gatos en condiciones deplorables, pero lo más impactante fue el hallazgo de otros canes sin vida almacenados en el refrigerador y en algunos botes

Uno de los vecino corrió tras la mujer responsable quien termino por confesar que secuestraba a los animales para posteriormente pedir una recompensa

La noticia se esparció como pólvora y al lugar llegaron cerca de 500 personas que pedían justicia.

La policía municipal acudió al lugar en compañía de Protección Animal para el rescate de los animales y la enardecida multitud trató de linchar a la mujer apodada ya en ese momento como “La Mataperros”, pero junto con su hijo de unos 10 años de edad.

Cabe señalar que luego de ser rescatados los animales vivos, algunos  fueron reconocidos por sus dueños y fueron llevados a las instalaciones de Protección Animal para los trámites correspondientes.

Finalmente llegó personal del DIF Municipal, pues dentro de la casa 4, estaba un menor de unos 17 años, discapacitado, hijo también de María Antonieta.

En el lugar también se criaban conejos y aves de corral.