Mexicanas van por todo

Agencias

Dos de las principales caras femeninas de México en la empresa UFC son Alexa Grasso e Irene Aldana, quienes se ilusionan con una victoria este sábado en la Ciudad de México y sueñan, a corto plazo, en proclamarse campeonas.
“Me encanta pelear en la Ciudad de México, las peleas más importantes las he tenido aquí, hace mucho gané un Grand Prix y ahí empezó realmente mi carrera, fue la pelea más importante y la más dura, ahí decidí que quería hacer esto para toda mi vida, estar aquí es increíble”, indicó Grasso.
La peleadora tapatía se medirá el sábado ante la ex campeona invicta de peso paja Carla Esparza, consciente de que una victoria la pondrá cada vez más cerca de una oportunidad de título mundial, su objetivo.
“Quiero el título, ser la primera campeona mexicana en UFC, no sé qué tan lejos esté, si se presenta la oportunidad la voy a tomar y entrenar de la mejor manera para hacer una gran pelea, donde sea y cuando UFC quiera”, aseveró.
Tras resaltar que otro de sus máximos sueños sería llevar una velada de UFC a su natal Guadalajara, Jalisco, se mostró feliz de compartir cartelera con Irene Aldana, que en la división de peso gallo chocará con la debutante Vanessa Melo, consciente de que su rival emergente tiene todo que ganar y nada que perder.
“Será una guerra, tomó esta pelea con poco tiempo de anticipación, querrá ganar y yo haría lo mismo, llegar y tratar de ganar a como dé lugar, es una guerrera y si está aquí es por algo, estoy agradecida con ella”, detalló la propia Irene.