Tratarán cáncer sin daño a tejido sano

La bomba de cobalto, equipo de radioterapia con el que contaba, fue sustituido por un acelerador lineal helicoidal, el cual es único en América Latina. Foto: Agencia Reforma.

Agencia Reforma

CdMx.- Luego de 30 años, el Hospital Juárez de México cuenta con un equipo de radioterapia para tratar el cáncer que no produce efectos colaterales.

La bomba de cobalto, equipo de radioterapia con el que contaba, fue sustituido por un acelerador lineal helicoidal, el cual es único en América Latina.

En otros hospitales del País ya se cuenta con aceleradores lineales, pero el helicoidal es el de última generación, indicó Martín Antonio Manrique, director de este hospital.

Con este equipo, a diferencia de la bomba de cobalto, la radiación actúa directamente en el tumor para destruirlo, precisó.

Mencionó que desafortunadamente la bomba de cobalto no sólo actúa contra el tumor sino que además daña tejido sano.

“Es como una quemadura al tejido sano y puede tener efecto incluso en órganos vecinos”, alertó.

Otra de las ventajas del acelerador lineal helicoidal, incluso respecto a otros aceleradores, es que se acorta el tiempo de radiación al pasar de casi 30 minutos a 7 minutos.

La siguiente semana entrará en función el equipo de 157 millones de pesos, los cuales provinieron del Seguro Popular.

Indicó que el hospital atiende a 55 mil pacientes con cáncer.

Por su parte, Heberto Arboleya, director general de la coordinación de los Hospitales Federales de Referencia, reconoció que la bomba de cobalto ya no debe emplearse por los riesgos a pacientes y el ambiente.

“Es una tecnología obsoleta”, advirtió.

Indicó que de los seis hospitales federales de referencia sólo el Hospital Juárez tenía bomba de cobalto.

Armando Ramírez, jefe de la Unidad de Oncología de este hospital, indicó que el 70 por ciento de pacientes con cáncer son candidatos a radioterapia.

Aseguró que otro de los beneficios del equipo que adquirió el hospital es que es posible irradiar zonas más extensas del cuerpo.

Este hospital además estreno la unidad de Radioterapia, de 550 metros, que incluye consultorios, sala de espera para 40 pacientes y el búnker que alberga el acelerador lineal helicoidal.