El jugador perfecto

A Manera de Comentario
Tomás Setién Fernández

Pocos por no decir ninguno como el carácter y la visión al futbol profesional del cordobés José Javier Abella Fanjul, un hombre ya bragado, que no pierde el tiempo en lamentos, sino en su lucha constante y siempre de frente, sin ninguna clase de grilla, para recobrar lo que fue de el en base a su entero profesionalismo y calidad en el equipo del Santos de Torreón.
Estableciendo su enésima lucha, para recobrar una titularidad que luego de la llegada de técnicos de otros lares y países, que desconocen totalmente la forma como el cordobés ha llegado a ser un verdadero símbolo en el balompié rentado de la comarca lagunera, e inclusive estando en selecciones tanto menores como la grande, simple y llanamente borran nombres, que siempre han resultado importantes en identificación de jugadores claves, nobles y hasta legendarios.
Hoy una nueva guerra esta librando Jose Javier, pero sin necesidad de lanzar un balazo al aire, todo en base a un trabajo de sol a sol, ante la llegada del nuevo técnico del Santos el uruguayo Guillermo Almada, que ya se contempló que de los futbolistas más queridos de su equipo mexicano no conoce nada, situación que ya ha vivido el futbolista profesional cordobés, evocando que ante la llegada de otro técnico con anteojos negros y con bastón al calce, aquel Chepo de la Torre, ya José Javier había elaborado su plan de combate, siempre de frente, dentro de su primera guerra mundial.
Sin desesperarse en lo mínimo, siempre confiando en sus reales y valiosas armas en la cancha de juego, Abella Fanjul tan sobrevivió a la época de oscurantismo de José Manuel de la Torre, que tras la salida de este, volvió por sus fueros alcanzando metas tan buscadas, como el ser el capitán del equipo lagunero.
La llegada de Robert Dante Siboldi con un campeonato de Liga al calce, reafirmo a José Javier como un de los elementos mas importantes de los albiverdes destacando en su calidad de capitán, y tomando la celebre copa para levantarla hasta los limites del cielo.
Lo del técnico Almada puede ser una instancia que dure siglos, o tal vez un suspiro como tantas y tantas veces se ha visto en el futbol mexicano profesional, por lo cual el cordobés con un nombre fijo ya de calidad, pasión y educación cimera, solo espera una nueva oportunidad que le puede dar el técnico charrúa o el destino mismo.

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz