Renuncia Mónica Garibo a Contraloría del Estado

Armando Landa
Corresponsal

Xalapa.- A nueve meses y 12 días de haber asumido la titularidad de la Contraloría General del Estado, Leslie Mónica Garibo Puga renunció al cargo “por motivos personales”. En su lugar quedó Mercedes Santoyo Domínguez, quien fungía como directora de Fiscalización de la propia Contraloría.
El viernes 13 por la noche, Garibo Puga presentó su renuncia al gobernador Cuitláhuac García Jiménez quien se la aceptó de inmediato y nombró a Santoyo Domínguez como nueva contralora a quien le tomó la protesta de Ley.
La ahora ex contralora se convirtió en la primera funcionaria de primer nivel de la actual administración estatal que dimite a su cargo, por voluntad propia.
Aunque se especula que la razón por la cual Garibo Puga dejó la Contraloría es porque no se prestó a proteger a Ángel Vega, un funcionario de esta dependencia, vinculado a Rosario Robles Berlanga, procesada por el caso de la denominada “estafa maestra”.
Por medio de un escrito que circuló este sábado (ayer), Garibo Puga hace del conocimiento que fue por una decisión “unilateral” su dimisión como contralora del Estado.
Agradeció al gobernador la oportunidad de trabajar estos nueve meses en su administración e insistió que su renuncia se derivó de una decisión “unilateral”, sin embargo, no aclaró el motivo de la misma
La ex funcionaria, oriunda del estado de México, que por dispensa autorizada del Congreso Local asumió el cargo de contralora por no ser veracruzana, informó que encontró una dependencia “fragmentada”, la cual hoy deja unida para dar continuidad al trabajo.
Significó que durante su gestión todas las acciones que efectuó al frente de la Contraloría General del Estado fueron apegadas al marco legal aplicable.
“Y principalmente a los principios éticos que el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, instruyó a todas las autoridades a conducir nuestra conducta, bajo los principios de no mentir, no robar y no traicionar al pueblo”.