Educación emocional

También tenemos que aprender a estar tristes para poder sanar

Carlos López

Las emociones en la cultura Mexicana se les ha quitado la importancia que tiene y durante generaciones han sido negadas y reprimidas, evitando permitirnos reconocer las emociones y las poder expresarles es aún peor porque seguramente seremos castigados o con burlas, usando el argumento que tenemos que ser fuertes porque esta vida es así de personas fuertes y duras, y aún más severo si se le dice al niño que le va a golpear para que tengas razones verdaderas para llorar.
Pues bien si creemos que eso nos ayudó a nosotros para ser personas de bien no es así, ya que emocionalmente crecimos como personas inseguras, con miedo al liderazgo, ansiosas o depresivas, que aun en nuestra adultez, nosotros somos los que buscamos ocuparnos para no hacer caso a nuestras emociones, o las reprimimos para que no nos sintamos mal, y si estamos enojados la negamos y aun así nos desquitamos con medio mundo para que se den cuenta que nos pasa algo y nos presten atención
Los berrinches son una demostración de querer reafirmar su autoridad ante nosotros no de una emoción, por lo cual tenemos que entender que para que un hijo haga berrinche es porque un adulto lo ha realizado de la misma manera tratando de imponerse sin dar una razón de lo que está pasando.
Ahora bien las emociones son una demostración que viene de un factor externo y demuestran una emoción, así que para que podamos entenderlas tenemos que ver que es lo que lo está ocasionando y si queremos que nuestros hijos e hijas sean capaces de demostrarlo, tenemos que empezar a hacer contacto con las nuestras sabiendo que es lo que nos está pasando y permitirnos expresar a nuestros hijos si estamos enojados o tristes por la acción que ellos hayan realizado, estar a la altura de ellos servirá para que no se sientan que le estamos imponiendo o les regañaremos.
Si están tristes es importante que los dejemos unos momentos a solas para que reconozcan la situación que los llevo a ese sentir y después de unos minutos acompañarles en ese sentir y preguntarles que es lo que los tiene así, es importante no minimizar su sentimiento con comentarios como no pasa nada o por eso estas así, para ellos es un mundo nuevo y lo tiene que descubrir,
Cuando se sientan frustrados debemos de ver que es lo que están frustrándoles y explicarles que no es correcto que abandonen la actividad ni realizarla comentándoles que es fácil, para ellos puede ser algo más complicado porque su cerebro empieza a entender un mundo, sin embargo no permitirles abandonar la actividad y también explicarles que puede haber mas de una manera de realziarla.
Psic. Carlos López Méndez. Colectivo Efecto Mariposa. 2da de Daniel González 509 Colonia centro. Teléfono 2381174305

 

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz.