Deja pérdidas dengue: CROC

Jessica Ignot
El Mundo de Orizaba

Pérdidas incuantificables deja a un trabajador enfermarse de dengue; no solo porque se incapacita y sus percepciones bajan, sino porque la empresas también tienen pérdidas y les es difícil suplir las vacantes de las ausencias.
El líder obrero, César Silva Reyes, señaló que al menos 7 mil personas en la zona estarían enfermas de dengue.
“Obviamente, la gran mayoría es gente adulta y laboralmente productiva; sujetos al beneficio de una incapacidad que se las dan hasta por 7 días”, comentó Silva Reyes.
Sin embargo, en 7 días una persona no se repone de la enfermedad y su rendimiento laboral no es el óptimo.
“En una empresa en donde la pandemia ya haya hecho estragos, va a haber más de un trabajador enfermo y que no estén laborando”, agregó el lider obrero.
Si bien se interrumpe la productividad de la empresa, también se ve afectada la economía de los trabajadores porque el seguro social paga la incapacidad a partir del cuarto día y las paga al 75 por ciento.
Lo cual, señaló, agrava la situación económica y la estabilidad laboral; pero además es un problema que no se ha podido controlar.
“No han hecho nada las autoridades sanitarias ni el gobierno del Estado a través de la secretaría de Salud por combatirlo y el dengue va en aumento”, dijo.
Lo más grave, indicó, es que ya se tienen regiones como Coatzacoalcos, Río Blanco, ambos son municipios del estado, en donde ya se están lamentando fallecimientos por este mal.
Por ello, dijo, hay una gran crítica al gobierno del Estado porque prefirieron hacer un gasto excesivo para una verbena popular del grito de la independencia en vez de hacer una inversión en un programa de salud que tienda a combatir al mosco transmisor del dengue.
Cabe señalar que el gobierno del Estado ayer mismo informó la suspensión de los alimentos por el festejo.