Aprenden matemáticas jugando


Alejandro Aguilar
El Mundo de Córdoba

Para fortalecer el conocimiento de las matemáticas en niños y jóvenes, maestros y padres de familia deben de integrar los números en la vida cotidiana, es por ello que ayer María de la Luz Ramírez Patiño, licenciada en matemáticas, llevó a cabo el taller de figuras geométricas en el Museo de Córdoba dónde combinó métodos didácticos para comprender cálculos de área.
Cuadrados, triángulos, círculos, pentágonos y rectángulos en distintos colores fueron las figuras que recortaron y estudiaron los pequeños en el Museo dentro de su ciclo de talleres Baños de Ciencia, ya que las matemáticas siempre han resultado un reto para los estudiantes hasta en la actualidad.
“Tratamos de trabajar con algunos materiales didácticos para poder llamar la atención de los pequeños y así pierdan ese pavor por las matemáticas. Tristemente vemos problemas en aprender matemáticas, pero la causa tiene que ver mucho con que no aterrizamos las matemáticas en la vida cotidiana”, refirió Ramírez Patiño, egresada de la BUAP.
Expuso que en la vida diaria hay que relacionar los números con las cosas más simples que el niño hace, por lo que consideró que las causas que dificultan su aprendizaje pueden ser desde el mismo maestro, los métodos de enseñanza y la familia que ve esta materia como algo difícil.
“Hay profesores que quizá están dando matemáticas y no es su pasión, cuando ya nos especializamos en al área y nos llama la atención ya es como atrapar la atención de los chicos, igual deberíamos cambiar esa parte del sistema”, mencionó.
Recomendó que en casa se puede ayudar realizando operaciones básicas con el niño, suma, resta, división y multiplicación, esto mediante dinero o juegos para hacer ver a los menores que las matemáticas no son tan complicadas y que son necesarias.
Ejemplificó también que el menor puede hacer cálculos en el cambio de la tiendita, calcular cuántos cubiertos se necesitan a la hora de la comida, entre otros ejercicios, “si aterrizamos operaciones básicas, ya en casa puede ser menos trabajo”.