Se niega transporte a entrar a localidades

Antonio Arragán
El Mundo de Córdoba

Amatlán.-Habitantes de la comunidad El Otate y El Carmen están a punto de que les suspendan el servicio de transporte público por las malas condiciones que se encuentra la carretera principal, las lluvias la destruyeron y operadores de taxis y camiones amenazaron con dejar de ingresar.
A la altura de Los Ángeles se ubica el acceso principal que enlaza a este lugar considerado de alta marginación por falta de servicios básicos. Federico Juárez, habitante, señaló que hace dos días que empeoró el problema para ingresar a estas comunidades, no todos los operadores de transporte público aceptan ingresar a dejar pasajeros por los daños que le provocan a sus unidades.
Afirmó que son más de 300 familias que atraviesan por esas condiciones por los daños a la infraestructura carretera que en algunos tramos desapareció, lo que ha derivado que pobladores de Loma del Carmen y El Otate caminen más de 2 kilómetros para abordar un autobús que los lleve a Amatlán o Córdoba.
“Es un problema grave poder llegar a nuestros hogares, muchos camiones de pasaje y taxistas no quieren entrar a prestar en servicio a estos lugares, se quedan atorados y otros quieren aumentar la tarifa normal, y en cuando a que reparen la parte afectada no hemos tenido respuesta”.
Algunos vecinos mencionaron que este acceso que comunica a ambas localidades colinda con los municipios de Amatlán y Córdoba lo que ha representado un problema para que autoridades municipales de ambos lugares presenten un proyecto de rehabilitación, lamentaron que los más afectados sean ellos, debido a que los autobuses que ingresan a prestar el servicio de transporte público cada dos horas suspendieron algunas corridas.