En Alerta por Sarampión

Agencias

Una enfermedad que hace 10 años había sido declarada erradicada, al menos en México, está resurgiendo a nivel mundial. De acuerdo con Javier Ramos Jiménez, jefe de Servicio de Infectología del Hospital Universitario en Nuevo León, el sarampión está reapareciendo al bajar la cobertura de vacunación, y es responsabilidad de la población evitar su propagación.

“Lo preocupante de esta enfermedad es que es de las más transmisibles e infecciosas. Una sola persona puede contagiar hasta a 18 personas susceptibles”, dice el especialista. “En la actualidad, en diferentes partes del mundo, por no tener cobertura del sarampión ocurren 100 mil muertes cada año. Más del 90 por ciento de los casos se van a curar por sí mismos sin medicamentos antivirales, sin embargo puede haber complicaciones, como la neumonía.

La enfermedad no es tan benigna como parece”. Ramos Jiménez explica que 1 de cada mil casos de sarampión va a presentar encefalitis (inflamación en el cerebro) y se puede quedar con daño neurológico permanente. Y 1 de cada 10 mil infectados puede tener panencefalitis esclerosante subaguda.

“Esta complicación neurológica se presenta años después de que la persona tuvo sarampión, pero una vez que se presenta es progresiva y mortal, por eso es importante que aunque la mayor parte de los niños se recuperen, es mejor no exponerlos a esos riesgos”.

También menciona que una de las razones por la que ha bajado la cobertura de vacunación es por la desinformación que crea dudas en las personas“Existe el miedo al autismo y es mentira.

Se han hecho muchos estudios y análisis de la personas que han recibido una vacuna en diferentes partes del mundo y la vacuna no produce autismo”, asegura el especialista. “La vacuna es segura, es eficaz hasta en un 97 por ciento de las veces cuando se han recibido las dos dosis.

La primera es cuando se está entre los 12 a 15 meses de edad y la segunda cuando se recibe entre los 4 y 6 años”. El jefe de Servicio de Infectología del Hospital Universitario explica que si la persona desconoce si fue vacunada puede realizarse el estudio de laboratorioAnticuerpos IgG.

“Se debe realizar el examen y si sale negativo quiere decir que sí tiene las vacunas y ya no se tiene que vacunar. Las personas que recibieron las dos dosis quedan protegidas toda su vida”. Trabajo comunitario “Siempre es importante que los padres se preocupen porque sus niños estén vacunados.

En el caso particular de sarampión tenemos una responsabilidad adicional como comunidad, porque además de que protegemos a nuestro hijo, evitamos que lo encuentren personas susceptibles y produzca epidemias”, añade.

“Las comunidades donde se ha vacunado más del 95 por ciento, los brotes no ocurren, aunque sea muy transmisible no encuentra susceptibles”, asegura. Con los años, añade el médico, se ha dejado de vacunar, lo que ocasiona brotes y epidemias.

“Hay muchos países que tienen 80 por ciento de cobertura y no es suficiente para no impedir los brotes de sarampión”. También se deben revisar las recomendaciones por edad del centro de control de enfermedades.