Movilización por menor desaparecido

Leobardo Lima
El Mundo de Orizaba

Una gran movilización por parte de elementos de la Policía municipal se registró ayer por la desaparición de un alumno de la primaria Ahauializapan, quien luego de ser reprendido por un conflicto con uno de sus compañeros, decidió escapar brincando la barda de la primaria, ante el temor de ser expulsado.
El estudiante Romeo N. de 9 años de edad, llegó hasta las instalaciones de un centro educativo particular ubicado en la colonia Benito Juárez, donde los maestros lo resguardaron y posteriormente fue entregado a sus padres.

Movilización
De acuerdo a las autoridades, ayer al mediodía el escolar desapareció de las instalaciones de la escuela primaria Ahauializapan, la cual se ubica en la unidad habitacional Fovissste.
Sobre estos hechos, una primera versión indicó que el estudiante fue víctima de bullying o acoso escolar por parte de sus compañeros, aunque más tarde se conoció que el menor tuvo un problema con otro estudiante, por lo que la directora les pidió a ambos que fueran por sus mochilas y acudieran a su oficina.
Ante esto, el niño Romeo temió que sería expulsado de la escuela, por lo que decidió escapar saltando la barda perimetral.
Minutos después el personal docente de esa institución se percató de la desaparición del estudiante, por lo que solicitó el apoyo urgente de los elementos de la Policía Municipal, quienes desplegaron un operativo en toda la ciudad.

Llegan padres
Posteriormente, a las 12:30 del día familiares del menor arribaron a la escuela y en medio de una crisis nerviosa y desesperación exigían la presencia del pequeño; para esos momentos todo era un caos y desconcierto. De inmediato sus familiares subieron la foto del niño a redes sociales, lo que despertó la solidaridad de cientos de personas que compartieron la imagen.
Fue más tarde cuando profesores del Ceico ubicado en la colonia Benito Juárez, se comunicaron con sus familiares para informarles que el niño se encontraba con ellos, quienes lo resguardaron al conocer la situación que había presentado.
Hasta ayer se desconocía si los padres procederán contra la directiva y personal de la escuela primaria Ahauializapan, ante la probable negligencia al no percatarse del niño cuando escapaba saltando la barda. Asimismo, la escuela podría solicitar asesoría psicológica para el menor y sus padres, para corregir su conducta.