De segunda

A Manera de Comentario
Tomás Setién Fernández

Sí señor Martino, tenía usted toda la razón del mundo, dentro de su apreciación que la Selección que usted dirige es prácticamente de segunda línea, luego de que su similar de Argentina, francamente la encuero, sobre todo a una linea defensiva de mentiras y de bultos por doquier, llevando el estandarte de zagueros paquidérmicos los dormidos policías centrales del seleccionado azteca, Néstor Araujo y Carlos Salcedo.
Pesadilla vil de los mexicanos en el primer tiempo, conformando un cuadro que por los nombre apuntados por el Tata parecía toda una potencia. imagínense Lozano, Jiménez, Gallardo, Jonathan dos Santos, pero que a la hora de la verdad no demostraron nada de positivismo, faltos de garra, de reacciones, de amar a una casaca nacional, y no entregar el partido de la manera como lo realizaron.
Martino El Pitoniso, de la realidad absoluta de nuestra selección nacional, falta de jugadores que salgan a romperse el alma en cualquier cancha de futbol, perdió el invicto desde que dirige al seleccionado azteca, y vino a ser el seleccionado de la Argentina el que confirmó su ponencia, acerca de la verdadera calidad del Seleccionado Mexicano.
Un seleccionado argentino con una gran cantidad de suplentes terminó por apalear a los mexicanos, que aquí entre nos no deben ser tan malos, sino que con sus actitudes de primas donas, al salir al terreno de juego del estadio Alamodome, dejaron en el vestidor lo que más debe enorgullecer a cualquier jugador en el mundo, la casta y el deseo vehemente de dar lo mejor al portar una casaca nacional.
Ya la magia que envestía la casaca de la Selección Mexicana de Futbol, esta convertida en un churrito de papel, con destino al cesto de los objetos inservibles, que casi siempre radica en el water.
Con Messi entre algodones y comiendo papas fritas contemplando el partido, los suplentes argentinos se encargaron de dar la enésima lección a un seleccionado azteca, en algo que parece no tener fin.
El jugador mexicano ha crecido, pero vistiendo casacas extranjeras, que nada tienen que ver con la de la propia Selección Mexicana. PD al señor Martino, que manera de perder el invicto. Saludos Pitoniso.

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz