‘Agua de coco ayuda a enfermos de dengue’

Jazmín Suazo
El Mundo de Córdoba

De medio a un litro de agua de coco deben ingerir diariamente los pacientes con dengue, pues ayuda a la recuperación de plaquetas, sin embargo, esta agua debe ser extraída de manera natural, informó el doctor Ramón Morales Vargas, integrante de la Asociación de Médicos capítulo Córdoba.
“Tomar agua de coco tiene una efectividad del 30 a 40 por ciento. El agua debe ser extraída del coco para que la puedan tomar a libre demanda, ya sea que pueda estar en su casa o internado, o de preferencia de de medio a un litro diario”, comentó.
Morales Vargas señaló que el proceso de la plaquetopenia es cuando las plaquetas se agregan en bloques, no es que disminuyan, sino se van disgregando.
Añadió que el único medicamento con efectividad para este padecimiento es el paracetamol y no hay ninguna contraindicación como se ha hecho saber, aunque para eso debe ser dosificada, sin embargo, el agua de coco viene siendo un aliciente para el paciente, algo extra porque tiene casi las mismas soluciones de electrolitos que un suero pero con mejor sabor.
De acuerdo con investigadores del Centro Universitario de la Costa Sur en Guadalajara, Jalisco, médicos del sector salud público realizaron un estudio en el que utilizan el agua de coco como una terapia auxiliar para el tratamiento del dengue no grave transmitido por el mosquito Aedes aegypti.
De acuerdo con la académica Alba Rossana Hernández García, del departamento de Ciencias de la Salud y Ecología Humana del CUCSur, con sede en Autlán, y corresponsable del proyecto, 22 adultos formaron parte de la investigación en la que les administraron esa sustancia natural.
“Sabíamos que la gente lo tomaba para aliviar este tipo de síntomas, pero no había un fundamento científico que respaldara esta aplicación o creencia popular, y decidimos hacer el estudio, porque el agua de coco tiene un alto índice de electrolitos, similar a los que tiene el plasma de la sangre y eso hace que se pueda hidratar”, explicó.
El estudio parte del hecho de que el agua de coco es rica en minerales y baja en calorías, además de que posee un posible efecto antiviral.
Unos continuaron con el tratamiento común para esta enfermedad, que consta en la ingesta de electrolitos orales diluidos en un litro de agua, mientras que otra parte recibió el tratamiento experimental al consumir un litro de agua de coco.