Reportan 4 casos de dengue por cuadra

Alejandro Aguilar
El Mundo de Córdoba

Un promedio de cuatro casos de dengue por cuadra se registran en la colonia “López Arias”. De acuerdo a jefes manzana de la colonia este padecimiento persiste más en niños, por lo que algunas familias han instalado mosquiteros en sus ventanas para protegerse del mosco transmisor, ya que revelaron que la última vez que acudió el personal de la Jurisdicción Sanitaria fue hace un mes solo para dejar pastillas en los contenedores de agua.
La semana de de combate contra el dengue se extenderá hasta el viernes 13 de septiembre, pues los casos de dicha enfermedad se expanden por toda la ciudad, por tanto los elementos de Vectores de la Jurisdicción Sanitaria realizarán trabajos para control larvario y supervisión de viviendas libres de criaderos en las colonias Centro, Carriles, Fredepo, San Román y López Arias.
En esta última colonia, Luis Piña, joven empleado de una ferretería, hace 10 días presentó fiebre, dolor de huesos, ojos llorosos y dolor de cabeza, lo que lo obligó a ausentarse de su trabajo y tomar reposo en su hogar. Con diagnóstico por parte del médico de dengue no deja de tomar patecetamol y constante suero y con esfuerzo logra consumir sus alimentos, pues aún le persisten las náuseas y el agotamiento.
Vecinos y jefes de manzana señalaron que por cada cuadra existen de cuatro a cinco casos de dengue, lo que se presenta más en menores de edad, por lo que algunos estudiantes han tenido que faltar a clases en la escuela “Guadalupe Victoria” de esta misma colonia.
Miguel Sánchez, jefe de manzana en la calle 35 y avenida 41, recordó que si bien el personal de la Secretaría de Salud ha hecho las labores en la colonia, esto todavía es insuficiente pues los brotes continúan a pesar de que en algunas viviendas instalan pabellones.
Delia Jiménez, también jefa de manzana, dijo que en su hogar “todos ya pasaron por el dengue”, sin embargo, afirmó que las fumigaciones no se han realizado en la colonia, ya que ha pedido este servicio en la Jurisdicción Sanitaria pero argumentaron que no se hace para no afectar medio ambiente.
El problema obliga a los vecinos a instalar mosquiteros en sus ventanas y puertas para protegerse del mosco transmisor del dengue, ya que algunos hogares están junto a lotes baldíos donde la maleza crece o algunas personas simplemente dejan recipientes con agua para las mascotas, por lo que se convierten en criaderos.
“Aquí (privada de la calle 33, avenida 39) mis dos niños ya les tocó, porque aquí junto una señora ha dejado crecer el monte y nunca viene”, manifestó la habitante de la López Arias.