Pedirán remover a Mireles por misoginia

José Manuel Mireles, subdelegado del ISSSTE en Michoacán y ex líder de autodefensas en esa entidad. Foto: Agencia Reforma.

Agencia Reforma

CdMx.- Con el apoyo de diputadas de Morena, la Comisión de Igualdad de Género aprobó pedir la remoción de José Mireles como subdelegado del ISSSTE en el estado de Michoacán.

Por medio de una carta dirigida al director del Instituto, Luis Antonio Ramírez, y no al Presidente Andrés Manuel López Obrador, las diputadas condenarán las recientes expresiones misóginas del ex líder de cuerpos de autodefensas en la entidad y pedirán que sea removido del cargo, pues consideraron que no son suficientes sus disculpas.

La presidenta de la Comisión, diputada María Wendy Briceño Zuloaga, indicó que el documento tiene como propósito hacer un enérgico llamado desde el Poder Legislativo, a fin de solicitar la destitución inmediata del funcionario.

“Nos parece que no aplican las disculpas. Además, sus declaraciones muestran repetidamente un tratamiento discriminatorio y violento a todas las y los usuarios de la institución”, dijo la legisladora de Morena.

Explicó que la misiva se realiza con fundamento en los artículos 1 y 4 de la Constitución Política, la Ley General de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia y a los diversos tratados internacionales suscritos por el Estado en materia de combate a la violencia de género.

La legisladora relató que, en diversos actos públicos y oficiales, el subdelegado del ISSSTE, Mireles Valverde, ha externado de manera reiterada declaraciones denigrantes, misóginas, homofóbicas, discriminatorias y soeces ante los medios informativos y personal de la institución.

Consideró que el funcionario pronunció dos “tibias disculpas” y su comportamiento ha sido recurrente.

“No podemos avanzar en la lucha de los derechos de las mujeres en igualdad, si la violencia institucional -tipificada en la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia- es parte activa de las prácticas cotidianas en los órganos de los distintos órdenes de gobierno”, argumentó la legisladora.

Briceño Zuloaga enfatizó que no permitirán retrocesos que pongan en duda si las mujeres tienen derechos, en este caso a la seguridad social y a la salud, de acuerdo con los estándares de hombres que desde su discurso naturalizan la violencia estructural.

“Le recordamos al doctor Mireles que mujeres y hombres hemos sido víctimas de los más atroces crímenes, pero que son a nosotras a las que nos desaparecen, torturan, violan y asesinan por el hecho de ser mujeres y que sus dichos perpetúan el estado actual de las cosas en perjuicio de todas las mexicanas.

“Él, que ha visto la crudeza del problema en carne propia, debe entender la dimensión y gravedad de sus palabras”, agregó la presidenta de la Comisión.

Añadió que de acuerdo al artículo 1 de la Constitución y los instrumentos internacionales que México ha suscrito y ratificado y que abogan por la progresividad de los derechos de las mujeres, de las LGBTTTI, de la diversidad de familias, son inadmisibles las violaciones que se han cometido y que alguien con este pensamiento encabece una institución del Estado.

La diputada del PRI, Ximena Puente, se congratuló por la postura de esta Comisión, ya que es fundamental que se manifieste en contra de cualquier tipo violencia de género, más aún cuando se tiene una responsabilidad de atención pública.

Subrayó que las declaraciones emitidas por Mireles son sumamente graves y delicadas.

Coincidió en que las disculpas públicas no son suficientes para un hecho de esta naturaleza.

“La violencia de género, nunca más; en este País ninguna mujer debe ser violentada por las autoridades encargadas de proporcionar salud”.

Sandra Paola González Castañeda, también de Morena, aprobó el envío de la misiva y recordó que ya se habían generado oficios desde las primeras ofensas, en los que se sostenía que era inadmisible usar expresiones denostativas y vejatorias.

“Nada justifica en un Estado democrático respetuoso de la legalidad, que un funcionario público que está llamado a someterse al mandato Constitucional y ser el primero en hacer valer el marco convencional de los derechos humanos, sobre todo lo referente a la salud y la dignidad de las y los trabajadores y sus familias del ISSSTE, ofenda a las mujeres”, dijo.

Las diputadas Beatriz Rojas Martínez, de Morena, y Hortensia María Luisa Noroña Quezada, del PRI, también apoyaron pedir la remoción de Mireles.