Eva, acosada; Felicity acusada; JLo desquitada

Talavera Serdán / Quésto y Quel´otro

EN EL ROL que le dio nombre internacional, Eva Longoria recordaba hace días que haciendo a una de las “Esposas desesperadas” fue víctima de “bullying” por otra de sus colegas -no dijo cuál, pero entre Marcia Cross, y Teri Hatcher, apuesto por ésta–, y que Felicity Huffman, la otra consorte en cuestión vino en su rescate.
“Hubo un tiempo en que me acosó una de mis colegas. Me aterraban los días en que debía compartir escenas con ella, era tortura pura. Hasta que un día, Felicity dijo ”basta“ al acoso, y todo paró. Ella pudo sentir mi agobio y ansiedad, aunque nunca me quejé o mencioné el asunto a nadie.”
AHORA, MIENTRAS Eva produce, actúa y es exclusiva de L´Oreal, ¿alguien recuerda a la otra?. Miss Hatcher (Lois Lane en “El joven Superman”), en realidad la más experimentada, fue constante dolor en el cuello para colegas y productores. Luego de 8 temporadas de éxito (que exhibe Netflix), virtualmente despareció. Nadie quiere trabajar con ella. Y Eva, en su posición actual, sale en defensa de miss Huffman, acusada de pagar a un intermediario U$15,000 para sobornar a un maestro que pasara a su hija Sofía en el examen de admisión universitario, enfrentando al menos un mes de cárcel (la sentencia, sept. 13). En carta extensa defendiendo a su amiga, miss Longoria recuerda el incidente, así como en las fechas en que sus tres coestrellas fueron nominadas al Globo de Oro y ella no.
DE NUEVO, Huffman al rescate moral. “No estaba devastada -por la no nominación– pero dolía, la prensa lo hizo más grande y me afectó un poco. Felicity vino a mi camerino y dijo: ”Es sólo una pieza de metal, con eso y U$1.50 tienes un boleto de autobús.“ Me dijo que era yo talentosa, sin necesidad de un premio para saberlo… sé que no habría sobrevivido esos 10 años de no haber sido por la amistad de Felicity… para una ingenua joven mexicana (nació en Corpus Christi, Tex., de padre de esa nacionalidad), que sentía no pertenecer, su gesto significó el mundo para mí.”
ASIMISMO reveló que Huffman peleó por conseguir paridad de salarios (Hatcher era “la” estrella, cobrando mucho más, Longoria por su casi novatez, percibía menos), y gracias a ella, aumentó el mío.“ Hay 27 cartas de apoyo defendiendo su integridad de carácter, y solicitó al juez un año de libertad condicional y servicio comunitario con estas palabras: ”Acepto por completo mi culpa, con gran arrepentimiento y vergüenza por lo sucedido, acepto total responsabilidad por mis acciones y aceptaré las consecuencias que resulten.“
”GRAND HOTEL“, la nueva producción de Eva, que debió copiar de la versión de TVisa, dado su casorio (en mayo 2017) con el ejecutivo Pepe Bastón, no ha pegado como esperaba, como su mejorcita ”Criadas malcriadas/Devious maids“. Se ubica en el Miami actual y estelariza nuestro internacional Demián Bichir.
JLo, POR OTRO LADO, hace olas en el circuito de festivales como cabeza de una banda de strippers que estafan a sus clientes de Wall Street ricos y sinvergüenzas en el film Estafadoras, de Lorene Scafaria al que la crítica califica de ”ingeniosa y sexy“. El especialista del influyente The Guardian escribe: ”pudo fácilmente ser algo básico, pero un conjunto fabuloso de actrices (lo mejor que ha hecho Jennifer Lopez) arman una historia absorbente de timos y brillante trabajo sucio… con escenas provocativas y buenos tiempos enrollados en tiempos malos; pero Scafaria tuvo una visión más amplia. Es un film sobre trabajo, y mujeres, y economía, ni siquiera absolviendo de sus crímenes a sus protagonistas ni a quienes caen en sus redes, o las esquilman. Es un brillante punzón hacia equidad y, en el proceso, uno de los mejores films sobre Dinero Americano en memoria reciente.“

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz