Atlas vs Chivas, clásico de ayer

Tomás Setién Fernández
El Mundo de Córdoba

El equipo Atlas, fundado en el año de 1916 en honor de San Lorenzo, llevando el matiz negro del martirio y el rojo de la sangre de dicho personaje, acepto tener su primer partido oficial en la ciudad de Guadalajara, contendiendo ante el Guadalajara, dentro de un partido que si en los primeros minutos pareció demasiado amistoso, conforme avanzo el tiempo, las entradas de tanques de guerra comenzaron a llegar, inclusive habiendo tenido que salir de la cancha del estadio de los del Paradero, un jugador que en el colmo de jugar casi con una víbora enredada al cuello, yéndose a estrellar el balón en sus anteojos teniendo que abandonar la refriega bañado en sangre.
Dicho partido tuvo que ser suspendido por aquel árbitro de nombre Ignacio Calderón, en los años subsiguientes llegaría otro Calderón a cubrir el marco de las Chivas, siendo un fuera de serie y con nombre idéntico al del Nazareno, debido a que ya las acciones estaban al rojo vivo, y podía haber demasiados lesionados.
Terminando por lucirse los dos porteros, que bajaron la cortina de una manera sensacional para evitar la llegada de siquiera un gol, Alfonso Cortina por el Atlas y Juan Rodríguez por las Chivas Rayadas.