‘Afectarán impuestos a sectores pequeños‘

Ana De la Luz
El Mundo de Córdoba

La inhibición del consumo, el malestar social y un impacto negativo a los pequeños sectores que conlleve a un proyecto de fracaso, es el riesgo que implica la intención de la Secretaría de Hacienda federal de nuevos impuestos a rubros como la venta por catálogo y aplicaciones por ser una medida meramente recaudatoria, advirtió el economista Luis Pérez Lezama.
El director de Análisis y Docencia Económica de la firma consultora SAVER señaló que ante un escenario que muestra una economía que sufre una desaceleración mundial, de menor demanda, con precios de hidrocarburos “por los suelos”, con la amenaza comercial, con el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) sin aprobarse y el que existe una incertidumbre generalizada en los mercados, urgió al gobierno federal a una “tregua fiscal”.
“¿Cómo vamos a producir, de dónde va a salir el ISR? porque un impuesto tiene como propósito desalentar el consumo. La economía está en desaceleración, requiere impulso, inversión demanda y consumo porque a partir de éste último, las actividades viven, hay ventas; para nosotros lo correcto sería una reducción, un estímulo que permita a la gente gastar un poquito más, motivarla y esto por supuesto pasa con menos impuestos”, explicó.
Indicó que al contemplar la fiscalización de arrendamientos, “entrar con más fuerza” al tema de las propinas y comenzar a “cascarear”, dijo que existen dos escenarios: El primero relativo a la parte económica desde un ángulo normativo y otro positivo.
“Como grupo Saver, lo ideal es ir a una expansión fiscal, es decir una reducción; estamos viendo lo que está pasando con este paquete presupuestal pero a veces no vemos lo que está pasando en el ciclo económico. Si bien a veces hay un poco de riesgo con que esto se nos salga de las manos se puede controlar porque se pueden estimular ciertos sectores que son muy detonantes”, dijo.
Precisó que los impuestos se pueden reducir de manera temporal por ejemplo el ISR, recordó que esa propuesta ya la traen algunos corporativos privados. Lo anterior, al insistir que lo mejor es que haya consumo y menor impuesto pero bajo el escenario que se advierte, aseveró que si bien tendrá éxito Hacienda, va a causar malestar social.
Precisó que el paquete económico va en sentido contrario, que es recaudador y que tiene mayor fuerza en lo tributario, no en lo fiscal, es decir, se va al cobro, a la recaudación y mencionó que lo que llama la atención es que en el presupuesto de egresos la mayor parte del dinero que está programable, el que será autorizado por el Congreso, está en Educación y en Bienestar.