Suicidio, segunda causa de muerte

Carmen Lara
Cortesía

Adicciones, depresión, violencia, problemas en el núcleo familiar, sensación de abandono, separación de los padres y casarse en la pubertad, son algunos de los factores que influyen directamente para que los jóvenes tengan pensamientos suicidas e incluso lleguen a suicidarse.
De acuerdo a la información del Inegi en el año 2017 el suicidio ocupó el lugar número 22 de las principales causas de muerte para la población total. En la población de 15 a 29 años es la segunda causa de muerte. La población de 20 a 24 años ocupa la tasa más alta de suicidio con 9.3 por cada mil jóvenes.
En el municipio de Ixhuatlancillo, uno de los factores que ha desencadenado un gran registro de suicidios en los jóvenes, es el matrimonio a los 13 años de edad. Sumado a los problemas que tenían en casa.
“Tenemos dos periodos trabajando, cuando recién entramos el municipio se caracterizaba por tener un alto índice de suicidios mayormente entre los adolescentes, en ese tiempo se tenia un desconocimiento y poca información sobre el apoyo que se les podría brindar en el DIF en el área de psicología”, mencionó Gustavo Arenas López, psicólogo del DIF de Ixhuatlancillo.
Ante esta situación decidieron salir a recorrer las escuelas para darles platicas de autoestima, convivencia, valores, además de brindarles información acerca de suicidio y de la manera en el que el DIF los podía apoyar, sin embargo, aún así continuaron los índices de suicidios, presentándose aproximadamente 11 en un año.
Motivo por el cual solicitaron el apoyo del Hospital de la Salud Mental de Orizaba así como de la Institución CAPA, para que en conjunto llevaran talleres tanto a padres de familia como los alumnos, en este caso detectando en especifico los casos que existieran de un posible suicidio.
Esta labor la hicieron en conjunto con la escuela Veracruz de la cual vinieron algunos alumnos para apoyarlos haciendo encuestas y detectando de una manera personal los posibles casos de riesgo de suicidio, se habló con los padres e hijos y se les canalizó bajo una responsiva para recibir terapia al Hospital de la Salud Mental de Orizaba y el DIF de Ixhuatlancillo.

Matrimonios
tempranos
Con las visitas que hicieron a las escuelas detectaron aproximadamente 120 casos de riesgo en donde los jóvenes comenzaban a cortarse e incluso tener pensamientos de suicidio; las causas que observaron fueron la disfuncionalidad ya que en este municipio los casan desde muy temprana edad, sin ningún respaldo físico, emocional, mental o espiritual,
De igual manera se encontraron algunos casos de adicciones. En Ixhuatlancillo se da la famosa “mona”, en esos casos intervino el Centro de Atención para la Prevención del las Adicciones (Capa). Gracias a lo que el indice de suicidios comenzó a disminuir en este municipio.
“Hasta el día de hoy se encuentran algunos jóvenes de hace dos o tres años, recibiendo terapias, en esta administración que comenzó en el 2018 no se tiene conocimiento de algún caso de suicidio a excepción de una joven que fue un caso aislado, es decir, ella asistía a una escuela de Orizaba y ellos tenían la información”, argumentó Arenas López.

Cómo prevenir
acciones suicidas
Muchos de los suicidios se dan por la separación de los padres, disfuncionalidad de las familias, esto se puede prevenir dando y brindando una buena información tanto a los padres de la actualidad como sus hijos, a los papás dado que aún se pueden corregir este tipo de situaciones y a los hijos porque se puede prevenir en el momento que ellos lleguen a tener la responsabilidad de una pareja e hijos.
“Para mi prevenir el suicidio es ir escuela por escuela brindando apoyo informativo teniendo el respaldo de las instituciones especializadas para este tipo de situaciones, ya que una platica se da a los papas y alumnos, sin embargo, se puede olvidar, pero cuando nos respaldan instituciones, los padres se comprometen y esto puede cambiar”, argumentó el psicólogo.
Precisó, que cuando se hacen actividades para los niños, ese es el momento adecuado no solo para celebrarlos, sino también para dar valores, información y algo que aporte a sus vidas ese conocimiento para que cuando sean adolescentes tengan un respaldo de cómo vivir su vida.