Dejar tratamiento ‘fortalece’ al cáncer

Lucy Rivas A.
El Mundo de Orizaba

Suspender o retrasar el tratamiento un niño con cáncer es algo grave, pues la enfermedad desarrolla mayor resistencia de los microorganismos, asegura el médico oncólogo pediatra del Hospital Regional de Río Blanco, Víctor Hugo Cabrera García.
Detalló que el tratamiento no sólo implica la quimioterapia, sino que la vida de los menores depende mucho del uso de antibióticos, de medicamentos de urgencia, porque llegan niños con inmunosupresión y si no reciben antibiótico fallecen de una infección severa.
“Hay días que tenemos completa las dosis, pero hay otros días que la tenemos incompleta y es cuando vamos corriendo con la Asociación (Aopac) a decir: necesito que me apoyes con este fármaco, para que no pierda la secuencia de la dosis el menor, porque eso también implica retrasos en el tratamiento y mayor resistencia de los microorganismos”, explicó.
Dijo que el desabasto de medicamentos no es un juego, “no podemos estar jugando con que un día sí, un día no, o cambiarlo por otro, porque trabajamos con los niños de manera escalonada, y en cuanto a la infección no podemos darle una bomba más grande al niño porque en una de esas hace resistencia y ya no vamos a tener armamento para tratarlo”, expresó.
Por su parte, Osi Pírez de Diez, presidenta de la Asociación Orizaba Propone A.C., tras lamentar las declaraciones del secretario de Salud Roberto Ramos Alor, dijo que teme el día en que no exista abasto de medicamentos para continuar apoyando en el tratamiento de niños con leucemia, toda vez, que el Seguro Popular se deslindó de ellos.
“Estamos tratando de soportar la crisis y el desabasto que tenemos de medicamentos, y tristemente hemos hecho muchos llamados, y no tenemos respuesta”, expresó ante los padres de familia de niños Aopac.