Advierte Moody’s freno a crecimiento

REFORMA

Cdmx.- Las metas fiscales planteadas en el Presupuesto hace que las expectativas de gasto e inversión sean bastante austeras y no contribuyan al crecimiento, advirtió Ariane Ortiz-Bollín, analista de México de Moody’s.

De no obtenerse los ingresos programados, dijo, se prevén mayores recortes en infraestructura.

“El hecho de que el Gobierno esté tratando de cumplir con sus metas fiscales que son bastante austeras hace que sus expectativas de gasto en inversión y en gasto en general sean bastante austeras y por lo tanto no van a contribuir en crecimiento económico. Si fueran a contribuir tendríamos que esperar un crecimiento en deuda o en déficit”, sostuvo.

La Secretaría de Hacienda estimó un rango de crecimiento para el próximo año de entre 1.5 y 2.5 por ciento, el cual es el principal factor para presupuestar que en 2020 se obtengan ingresos por 6.096 billones de pesos.

“El principal riesgo sobre lo que el Gobierno necesita viene del crecimiento. Si el Gobierno estima un crecimiento de 1.5 a 2.5 es muy difícil lograrlo porque el mercado y nosotros esperamos un crecimiento de 1.5 por ciento” afirmó Ortiz-Bollín.

Se espera que al no obtener los ingresos programados en el Paquete Económico el Gobierno se vea obligado a recortar o subejecutar gasto y a contratar más deuda.

“Creemos que el Gobierno va a seguir recortando o subejecutando para cumplir el superávit de 0.7 por ciento”, dijo la analista.

La disyuntiva, agregó, entre cortar el gasto y contratar más deuda se podrá postergar hasta 2021 si se utilizan los diferentes fondos de reserva como el Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios (FEIP).

Asimismo, Ortiz-Bollín señaló que la calificación soberana de México se mantiene en A3 debido a que no se espera que la disyuntiva entre recortar más gasto y contratar deuda se agrave hasta 2021.

No obstante, adelantó que en la primera mitad del año, cuando se tengan datos duros sobre el crecimiento de Mexico, se evaluará reducir la calificación si no retoma un crecimiento por encima del 2 por ciento.

El segundo gran problema del Paquete Económico es lo poco que se plantea para apoyar a Pemex, explicó Ortiz-Bollín.

La Secretaría de Hacienda anunció un apoyo para 2020 de 86 mil millones de pesos. No obstante, si esto no es suficiente, el Gobierno tendría que preparar más apoyos, debiendo hacer recortes al presupuesto o contratando deuda, explicó.

“Los 86 mil millones son marginalmente más que lo anunciado en junio. Ese dato representa medio punto porcentual del PIB. Nosotros decimos que requiere 2 puntos para invertir y cubrir sus amortizaciones de deuda”, aseguró.

Sobre retomar las rondas petroleras, Ortiz-Bollín explicó que esto no garantiza un impacto favorable en las finanzas públicas.

“Si llegara a darse el caso de que el Gobierno abre al sector privado para inversión en aguas profundas sería un cambio positivo pero no se sabe si será suficiente para revertir la calificación. Dependería de la confianza del sector privado en invertir. Además son resultados que dan fruto a más de 5 años”, afirmó la analista.