En juego cardíaco, gana Santos 30-28 a Texanos

El receptor de Santos Tayson Hill recibe un pase de 9 yardas de Drew Brees durante el juego contra Texanos en el Superdome Stadium. Foto Cortesía: New Orleans Saints

Redacción

Los últimos 50 segundos tuvieron en vilo a miles de aficionados en el Mercedes-Benz Superdome donde los Houston Texans y los New Orleans Saints celebraron un juego no apto para gente fácil de impresionarse en uno de los juegos del Monday Night Football de la NFL.

Con el marcador 27-21 en contra, el quaterback de Houston Deshaun Watson lanzó un pase de 37 yardas a Kenny Stills para anotar touchdown más el extra ponerse adelante por un punto ante una afición callada en Nueva Orleans.

Sin embargo, héroe en muchas ocasiones, el mariscal de Santos Drew Brees manipuló ovoide y reloj para acercar el balón a la yarda 40 en terreno contrario y darle la distancia suficiente a Wil Lutz que consiguió un gol de campo a dos segundos del final de dejar el marcador 30-28.

Fue una patada de 58 yardas, la más larga de la carrera de Lutz.

Brees lanzó al final 32 pases completos y sumó 370 yardas con dos lances para anotación y un interceptado.

Su homólogo Watson tuvo números más relajados con 20 pases, tres para anotación, sumando 268 yardas con una intercepción.

En la Semana 2, Texans reciben a los Jacksonville Jaguars y los Santos tendrán una oportunidad para desquitarse de la final de la Conferencia Nacional de la temporada 2018 al visitar a Los Angeles Rams.