Planta de tratamiento, foco de contaminación

Raymundo García G.
El Mundo de Orizaba

Tehuipango.- Debido a que se encuentra sin operar, la planta de tratamientos de aguas residuales ubicada en la comunidad de Zacatlaixco del municipio se ha convertido en un foco de contaminación para las familias que viven cerca.
Relacionado con esta situación, el propietario del terreno donde está instalada la planta, mantiene un juicio legal contra las autoridades del Ayuntamiento.
Lo anterior lo dio a conocer el abogado, Francisco Martínez Xochicale quien lleva los procedimientos legales contra las autoridades municipales de Tehuipango en defensa del propietario del terreno.
La planta de tratamiento de aguas residuales, que está sin operar recibe las aguas negras de la cabecera municipal de Tehuipango, sin embargo al estar sin funcionamiento, toda esta contaminación se derrama y esparce por el terreno.
“Hay unas 23 viviendas, además de que hay un tanque de agua potable cerca…todo lo que baja del pueblo llega hasta esta planta y toda esta suciedad se está derramando. Esto si es preocupante porque puede originarse problemas de salud para la población e incluso una epidemia en la comunidad”, dijo el entrevistado.
Construyeron sin
permiso del propietario
La planta de tratamiento de aguas residuales fue construida por la pasada administración municipal sin el consentimiento del propietario, desde ahí comenzó la disputa con las autoridades municipales.
El dueño del predio hizo entonces todos los procedimientos legales para acreditar la propiedad y la resolución salió a su favor. Sin embargo cuando quiso hacer la inscripción a Castrastro, le fue negado dicho trámite.
“No quiere que se inscriba al padrón de catastro porque arbitrariamente construyeron una planta de tratamientos de aguas residuales dentro de la propiedad de mi cliente”, dijo el abogado.
Por esta situación los afectado interpusieron una denuncia en la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción, integrada en la carpeta de investigación número: 117/2019.
Asimismo se mantiene un juicio civil de acción real reivindicatoria, con número 228/2019 ante el Juzgado Mixto de Primera Instancia, donde solicitan se restituyan los daños al predio.