La Reina del sur, 2ª venida

TERESA MENDOZA descubre tener más enemigos que los que están apareciéndole a AMLO en su Cuarta dimensión; con esos órganos femeninos que la hacen, si no invencible, temeraria y temible, dispara hasta con bazuka, bebe tequila como agua –la marca “Honor”, cosecha de la protagonista Kate del Castillo, aparece en cada escena.
Hombres y hembras tan bragados como guapos, locaciones exóticas que lucen como jaqueca a coordinadores de producción, dado que miss KdC está impedida para filmar en territorio mexicano. Así que pueblos europeos se disfrazan de Culiacán, con letreros que suenan auténticos, las placas de vehículos, las tomas en drones…¡Vamos, que la producción se venda más por las uropas no significa que despisten a lo salvaje!
Basada en la obra original deArturo Pérez-Reverte, adaptada para tele por Roberto Stopello, la trama de la temporada 2 gira en torno a Tere, tras los eventos bucólico-sexy-escalofriantes que suceden en la T1.
SUSPENDED TODA credibilidad para poder tragaros la historia: Inicia 8 años después de que Teresa, desaparecida para el resto del mundo, vive una existencia idílica en laToscana italiana, mansión con lago, lanchas, amante joven y amoroso, y su hija, el mayor amor y logro de su vida turbulenta; una pesadilla recurrente se hace realidad: el secuestro de la niña (fruto de su relación con Teo, en el original) la forza a reintroducirse en el bajo mundo delnarcotráficoy, de nuevo, encarar a sus viejos enemigos y al pasado que trató de dejar atrás.
Bono adicional, aparte del reparto de auténticos “cueros” ellos y ellas (la mayoría, sorry Alejandro Calva, pero eres muy bueno), son las locaciones, destacando el pueblito italiano, Massa Maritima, Washington, EU; Málaga y Marbella en España y, aunque suene como que what?, Bucarest y Rumania.
TOMAS AÉREAS con drones, nos dan panorámicas de Culiacán, mayormente; pero, oh surpráis!, descubrimos que Culiacán es puerto (¡?), y tiene una isla enorme inhabitada, con bosques y bestias, y uno debe tomar en cuenta que “Reina del sur” es exitazo mundial sólido y que la novela se coló en todo el mundo, así que, televidentes foráneos no experimentados en viajes, tragáos lo que se les sirve.
KATE/TERE maneja todo tipo de armas, todo tipo de vehículos, y cuando no puede pilotar un helicóptero se cuelga de uno para dar en la torre a un par de enemigos mortales. La acción no cesa y hay tanto giro de tuercas que toman desprevenidos (como lo de Mark Thatcher, que… ups! Sorry, spoiler) y que sus guionistas expertos manejan en forma que el telespectador embrutecido (como moi) quiera ver capítulo tras otro (me eché los 60 de la temporada en menos de 5 días seguidos).
LAS INTERPRETACIONES están en nivel de divo, aunque el repertorio de miss Del Castle es bien conocido, palabrotas y todo, destaca la niña Isabella Sierra, la hija robada de Teresa, de carácter tan impetuoso y caprichoso como el de su progenitora; enseguida, para moi, Flavio Medina como “el Zurdo” Villa, biznieto de atrabancado Centauro del Norte y el capo más buscado en el mundo.
La bipolaridad de este sujeto, que lo hace tan temible como querible, la maneja con solvencia el joven señor Medina, que devora operísticamente el escenario. La veterana y afamada actriz hispana Luisa Gavasa, multipremiada en España, como “Cayetana Aljarafe”, ansiosa de venganza madre de Teo, el hombre que ama-traiciona-impregna a Teresa con su hija. Es un monumento.
AL ACTOR ítalo Raoul Bova, modelo de los buenos en sus años mozos, le toca el rol incómodo de secuestrador, el tipo que más odiará Tere y que sin embargo tendrán sus quereres, y cumple sobriamente. Más espectaculares, Paola Núñez de grata memoria, como la mercenaria “trainee” de la DEA, la Agencia que combate, asegún ellos, el tráfico de droga en el mundo; Lincoln Palomeque como el capo colombiano “Faustino Sánchez Godoy”, que provee momentos sabrosos de hilaridad espontánea; el experimentado Alejandro Calva (a) El Batman, la exquisita Kika Edgar como enamorada y finalmente esposa del temible don Epifanio, “próximo presidente (títere de EU) mexicano”, que hace hasta en sueños el veterano Humberto Zurita; desde luego Mark Tacher, como su chuequísima “mano derecha”, Antonio Gil como “el ruso”, incondicional de Tere; Patricia Reyes Spíndola y sus aspiraciones irrisorias de ser “Primera dama” por su casorio empolvado con Epifanio…
DECENAS de otros personajes secundarios -como las amigas de Tere en sus inicios del negocio narco-que en realidad lucen como pegote, aunque sean buenos actores; Alejandro Speitzer(Ray), Christian Tappan(Willy) y en especial Tiago Correa(Jonathan), cumplen efectivamente en la trama convoluta, llena de plomazos y “shots” tequileros, más sexxx, en una segunda aventura de la tal Reina sudeca donde se cuela hasta el hermano de Julia Roberts, Eric, como turbio oficial de la DEA con una agenda dedicada no a destruir, sino a controlar el narcotráfico entre México y los EU, lo que tristemente suena demasiado real.
No necesita brújula, la Reina del Sur 2 está en Netflix.

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz