Enfrenta Trumka a Trump por T-MEC

Foto: Agencia Reforma

Agencia Reforma

Washington.- Mientras Donald Trump presiona al Congreso para que apruebe su acuerdo comercial con Canadá y México, se enfrenta a una fuerte oposición de Richard Trumka, el jefe de la federación laboral AFL-CIO, destacó el diario Financial Times.

La publicación indicó que Trumka, el jefe sindical más poderoso de Estados Unidos, con 12.5 millones de miembros en 55 sindicatos, advirtió ayer a la Casa Blanca que cualquier esfuerzo para forzar una votación sobre el T-MEC hundiría el acuerdo.

Trump quiere promocionar el acuerdo como una victoria en su campaña de reelección de 2020, pero Trumka quiere alterar las disposiciones clave.

“Sin el apoyo del movimiento laboral en Estados Unidos, México y Canadá, el nuevo TLCAN tendrá el mismo destino que el TPP”, dijo Trumka, refiriéndose al acuerdo comercial de la Asociación Transpacífica que el Presidente Barack Obama no pudo conseguir el apoyo del Congreso, y que Trump abandonó poco después de asumir el cargo.

Durante el verano, Trumka realizó una gira por Ohio, Michigan y Pensilvania, estados clave para las elecciones de 2020, para persuadir a los trabajadores de rechazar el acuerdo entre Estados Unidos, México y Canadá.

“Es realmente importante que el Congreso los escuche a ustedes. . . cuando escuchan de la gente en casa, es una gran, gran diferencia “, indicó Trumka a los trabajadores automotrices en Detroit.

El T-MEC conserva la arquitectura básica del TLCAN, incluidas las actualizaciones clave en comparación con el pacto de 1994 sobre temas como el comercio digital y las reducciones a algunas barreras para el comercio agrícola, como algunas protecciones para los lácteos canadienses. Sin embargo, incluye algunas reglas más estrictas para las exportaciones de automóviles libres de aranceles desde Canadá y México, incluidas mayores cuotas de contenido de América del Norte y un requisito salarial más alto.

Cuando Trump firmó el T-MEC en noviembre, la Casa Blanca pensó que obtendría una aprobación rápida dada la falta de simpatía por el TLCAN entre los demócratas de base. Asegurar su aprobación ha resultado más difícil de lo esperado, destacó el diario.

Durante su gira por los tres estados, Trumka dijo que Nancy Pelosi, líder de la Cámara de Representantes. estaba “al tanto” con la AFL-CIO sobre la necesidad de arreglar el acuerdo.

“Los demócratas se mantendrán al tanto del comercio, porque es un tema tan importante para los trabajadores y representan a los trabajadores”, señaló Trumka.

Edward Alden, profesor de la Universidad Western Washington que se especializa en relaciones económicas entre Estados Unidos y Canadá, dijo que mientras Trumka estaba presionando contra el acuerdo, algunos sindicatos estaban “razonablemente apoyando” el acuerdo.

James Hoffa, jefe de la Hermandad Internacional de Teamsters, declaró el mes pasado que el T-MEC era una mejora sobre el TLCAN y que detendría la “hemorragia de empleos” a México.

Alden mencionó que el problema para Trumka era “no puede salir adelante de Pelosi y los demócratas”, y agregó: “Si Pelosi quiere retrasarlo para no darle una victoria a Trump, los sindicatos la respaldarán y dirán que el acuerdo todavía no es lo suficientemente bueno”.

Trumka mencionó que “quiere llegar a un sí” sobre el sucesor del TLCAN, pero planeaba ir a México la próxima semana para reunirse con el Presidente Andrés Manuel López Obrador para discutir sus preocupaciones de que México no tiene la capacidad de hacer cumplir partes clave de el trato.