¡A ver al Teatro!

Talavera Serdán / Quésto y Quel´otro

A “LA OBRA que sale mal”, todo le salió bien, “Jesucristo Superestrella” hizo milagros, Michelle Rodríguez fue el alivio cómico conduciendo, sobre todo en el “opening” a lo Broadway, a lo James Corden, el genial ceremony master de los Tonys, entonando melodía que nombra a actores y obras nominados, con cierre rodeada de participantes en esas piezas y final ataviada a lo Dolly Levy, que se reconoce pasada de peso.
Michelle (de tevé “40 y 20”), no se salvó ni de ella misma. Soprano (en “Les miserables”, la turbia Madame Tennadier), condujo con soltura y mucha gracia las 3,1/2 hrs del evento maratónico (más 1:30 hrs +- de entrevistas y “alfombra azul”, evitables) en que privan desde discursos de aceptación de tinte político predominando damas con pañuelos de colores en apoyo al #niUnaMás. También, y es triste, el desfile de bellas anoréxicas: Chantal Andere -la vimos en “El beso de la mujer araña”–, Marina de Tavira, y media docena más, en particular la briosa Irene Azuela, de “El hotel de los secretos” en tele, con maquillaje cadavérico.
“But…” como diría aquél, observar en youtube los Premios Metropolitanos es un agasajo para nos, teatrófilos, que amamos la escena y no vivimos en CDMX sin la oportunidad ni la lanota para ver las 71 obras nominadas este año.
El jurado de los Metros se forma de personalidades calificadas entre directores, actores, autores, escenógrafos, y compositores, entre ellos nuestro dilecto amigo Eric Morales (hey!, faltan 6 semanas para su “Cuna de lobos”) y Ludwika Paleta, entre los conocidos.
No siempre quedamos satisfechos con criterios ajenos a nuestro gusto, ah, ah!. Yo habría dado al menos seis preseas a “Beso de la mujer araña”, pero La Zabaleta, buena actriz-cantante, no canta y baila con la energía sexy de Chantal, y el carismático Erik Rubín en su “Judas”, no se compara con Rogelio Suárez, que canta -con más voz–, baila -que Eric no– y actúa; ni la escenografía de “Hello, Dolly!” supera a la Araña por el hecho de que es calca del original, igual que “La obra que sale mal”, todos puestos por encima de una puesta en escena espléndida a la que sólo dieron el beso del adiós. Búúú! (ya reclamé a Eric, a quien parecieron justos los resultados).
Sobre el jurado, cada uno vota en secreto con el clásico “del 1 al 9”, evitando conflictos de interés dejando en blanco alguna casilla que le atañe, y no todos vieron todos los montajes, por lo que éticamente dejaron espacios sin palomear.
Parte del atractivo del larguísimo show es ver selecciones de musicales nominados: “Jesucristo”, “Beso”, “A los 13”, “Casi normales” aunque al parecer “Dolly!” no fue invitada (la obra ya cerró, y quizá la temperamental Daniela Romo, nominada, se resistió, sin asistir.) El segmento de “Normales” deja ver a La Zabaleta muy bien, pero “Superestrella”, con casi toda la compañía, y en especial “Where you are”, donde Chantal, canta-baila fenomenalmente en el complicado número coreográfico, y Suárez, el “fan #1” de Aurora/la ficticia Mujer Araña, imita coreografía y canto. Era mi gallina, y me la hicieron caldo. Doble bú!.
Sorpresas: Jesús Ochoa, su esposa Eugenia Leñero y dos creativos más producen “A los 13”; Billy Rovzar, patrocinador del super-montaje de “Spider man” en Broadway, coprodujo “Casi normales”, y mereció una terceta de preseas, que tienen forma de aro dorado, sin base ni placa. Cuando los ganadores discursan luce como si manejaran auto.
En varios casos vi premios con justeza, como el de la gran Luisa Huertas en “El diccionario”, la Huertas (Crimen del Padre Amaro), María Penella -hija de La Zabaleta, lo que me parece un “primer” en la segunda edición de los premios. Y el de dramaturgia a Sabina Berman por “Testosterona” con una de mis novias, Gabriela de la Garza (“Las Aparicio”), nominada.
“Jesucristo” fue el triunfatore maximus, con Alex Gou, que se llevó a tres de nuestros niños de la Academia de Martha Sahagún y los convirtió en “Billy Elliot”, ganando como mejor musical, iluminación, edición de video, edición sonora, mejor actor (Rubín), convirtiendo las piedras en panes, o aros, fue la bendecida del jurado, que repartió preseas entre “Dolly!” y “Casi normales”, y “La obra que sale mal”, que sintonizando en youtube estas descargas, usted lector podrá atestiguar y disfrutar y ahorrarse el viaje a la “Capital cultural del mundo” como presumen los interruptores Mónica Noguera, patrocinadores, y otro conductor despistado que debe leer el “prompter” para saber qué decir; y disfrutar, aunque a cachitos, mucho de lo que nos da el glorioso, difícil, costoso arte de producir una obra teatral, y la delicia de hacernos ensoñar gozando. En el próximo Quésto y Quel-ya sabe, nominados y ganadores de los Metropolitanos.
Por lo pronto, prepárese para el inminente Festival 12 del “Carballido”, de los que todo mundo sabe menos moi, porque su organizador no ha tenido la amabilidad de informarme. Por cierto, ¿recuerda cómo cuando chiquitos metiches nuestros mayores nos sacudían de la charla con la frase conque inicio mi crónica…?.
En tutubo: #LosMetro2019 | y, Michelle Rodríguez – Opening / youtube, premios metro 2019.

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz