Señalan carencias en protección a periodistas

El Diagnóstico sobre el Funcionamiento del Mecanismo que elaboró la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) a solicitud de la Secretaría de Gobernación, será presentado este lunes. Foto: Agencia Reforma.

Agencia Reforma

CdMx.- Personal insuficiente, medidas mal implementadas y falta de seguimiento a cambios en la situación de riesgo de los beneficiarios son algunas de las carencias del Mecanismo de Protección a Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, según un diagnóstico de la ONU-DH.

El Diagnóstico sobre el Funcionamiento del Mecanismo que elaboró la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) a solicitud de la Secretaría de Gobernación, será presentado este lunes.

“Importantes avances no deben impedir ver que el Mecanismo sigue siendo una respuesta insuficiente por distintas razones, algunas de las cuales persisten desde su creación”, se advierte en el documento.

“El funcionamiento efectivo de un sistema tan amplio exige un elevado grado de compromiso institucional, que debe ser entendido como una política de Estado que asegure al rol de coordinación el capital político oportuno”.

En materia de recursos humanos, expone que no sólo son son insuficientes para dar respuesta a los requisitos legales y las necesidades reales de protección, sino que se prevé que esa insuficiencia se agudice por el aumento de las solicitudes de incorporación.

Los 36 funcionarios que operan el Mecanismo, afirma, se han mantenido estables de 2014 a la fecha, lo que ha traído como consecuencia que la proporción de beneficiarios que corresponde a cada funcionario haya aumentado 235 por ciento en ese periodo.

“Hecho que impacta sobre la capacidad para proteger eficazmente. Por ejemplo, cada persona que opera funciones de seguimiento debe atender un promedio de 155 personas beneficiarias”, se explica en el diagnóstico.

“Al 24 de abril de 2019 estaban pendientes 114 reevaluaciones y 22 evaluaciones, equivalente a poco más de tres meses de trabajo de acuerdo al ritmo actual del equipo que realiza los estudios de riesgo”.

El Mecanismo también carece de suficiente personal especializado en materias como comunicación pública, gestión de recursos humanos, tecnologías de la información o gestión de medidas políticas y vinculación con autoridades, se añade.

La ONU-DH además concluyó que un gran número de medidas de protección no se implementan de manera adecuada o en su totalidad por parte de las autoridades o la empresa contratada para tal fin.

“Hecho que contrasta con la información recibida de que hasta la fecha no se ha impulsado ninguna acción por dicho incumplimiento. Esto aún considerando que las decisiones de la Junta de Gobierno son obligatorias”, refiere.

Según el diagnóstico, una de las principales carencias del Mecanismo tiene que ver con el seguimiento a los cambios en la situación de riesgo de las personas beneficiarias.

“Para garantizar un funcionamiento más eficaz del Mecanismo, el Estado mexicano tendrá que reforzar de manera decidida sus recursos humanos, garantizar los recursos económicos necesarios, tanto para medidas de protección como para la operación cotidiana”, plantea.

“Y asegurar los recursos materiales adecuados para que las y los funcionarios puedan cumplir con su mandato de protección. El compromiso institucional debe generarse y comunicarse desde la Presidencia de la República y la Secretaría de Gobernación”.