Lecciones ecológicas

Agencia Reforma

¿Sabías que puedes ayudar al planeta desde la comodidad de tu escuela? Para ello solo necesitas empezar con pequeñas acciones en tu día a día, que tendrán gran eco en la Tierra.
Cuando estés en clases o salgas al recreo, puedes poner en práctica las tres R: Reduce, Reutiliza y Recicla.
Ahorrar, separar residuos en orgánicos e inorgánicos, elegir siempre productos eco-friendly y darle una segunda vida a distintos objetos que podrían parecer basura son algunas de las lecciones básicas.
La idea es que todo sea sustentable, es decir, que encuentres un equilibrio entre el uso de recursos y no afectar al medio ambiente. De esa forma, tú, tus amigos, compañeros y profesores lograrán una cadena ecológica benéfica para el planeta.
De camino
¿Has escuchado hablar del carpool? Consiste en compartir el coche con otras personas, que no son tu familia, pero que viajan al mismo destino o que siguen una ruta similar. Esta práctica ayuda a mejorar la movilidad en la ciudad, contaminar menos, reducir el tránsito vehicular y economizar costos.
Hoy en día es muy común y puedes sugerirle a tus papás que paren por tus compañeros que estén en el camino, pues, además de ayudar al planeta, llegarás en compañía de tus cuates o hasta conocerás a nuevas personas.
TIP: La bicicleta también es una buena opción de movilidad; no contamina, no genera tráfico y es un buen ejercicio.
Hora del lunch
Otra cosa que puedes hacer es reutilizar las bolsas de plástico de tu lunch, márcalas con plumón para no perderlas.
Evita el aluminio o unicel, opta por tuppers. Además, así no se aplastará nada.
Lleva tu bote de agua para rellenarlo y dejar de consumir PET.
Usa popotes de silicón o metal. Son prácticos y no contaminan.
Localiza los botes de basura de desechos orgánicos e inorgánicos. Divide bien tus residuos.
TIP: Una acción sustentable que puedes considerar, consiste en elegir alimentos naturales, variados y sanos; con ingredientes locales, de temporada.