‘Refleja educación desigualdad nacional’

Carmen Lara
Cortesia

Frente al regreso a clases el cual será este lunes 26 de agosto, el padre Helkyn Enríquez Báez, expresó que hace falta que la reforma educativa no solo influya en la evaluación de los profesores, sino también, en una formación integral de los niños, pues hoy en día la educación básica es el reflejo de lo que se vive en el país.
“Si queremos transformar nuestra sociedad, una pacificación real, ver un desarrollo integral de nuestro país, se debe invertir en la educación, no es posible que veamos la desigualdad en los salarios que se les pagan a algunos servidores públicos y que eso no se les pueda pagar a quienes hacen un servicio a la nación como lo hacen los maestros”, señaló Helkyn Enríquez Báez.
En la víspera del nuevo ciclo escolar Enríquez Báez, detalló que es importante que tanto padres de familia, profesores y todos los que colaboran en la educación integral de los niños y jóvenes realicen su parte poniendo el ejemplo de lo que se debe enseñar y corrigiendo a tiempo.
Pues aún se está a tiempo de formar una generación diferente, puesto que no está perdida, pues en cada una de ellas existe gente buena que ha sido formada y educada, sin embargo, están a tiempo de hacerlo mejor tanto educadores como padres de familia.
“Un nuevo curso escolar siempre genera expectativa y emoción en los niños, es importante recordar que la escuela forma parte importante de su formación, pero no solo es la escuela, la educación principal se debe de dar en casa, no hay que delegar a los maestros lo que les toca a los padres”, mencionó.
Por otra parte, la educación debe ser integral, la académica es parte de los niños, pero no la única, también los valores espirituales los cuales son la plataforma ideal para fomentar en los niños unos valores éticos adecuados, que no solo se preocupen por contenidos académicos, sino que pretenda formarlos en otros más.
Detalló que es importante establecer límites y normas en los niños para que crezcan en un ambiente de honestidad y paz ya que, si crecen sin esto, es muy probable que después puedan reflejarlo en la sociedad.