Regreso a Clases

Tere Gómez
Una mejor manera de vivir
[email protected]

Dentro de una semana, la mayoría de las escuelas de todos los niveles, iniciarán un nuevo año lectivo y los edificios que las albergan volverán a llenarse de voces infantiles y presencia juvenil. Hay verdadera efervescencia en los comercios relacionados con el regreso a clases, los padres de familia priorizan la adquisición de todo cuanto sus hijos van a necesitar de materiales, útiles, vestido y calzado buscando no carezcan de lo indispensable para que logren su mejor desempeño en el grado escolar que cursarán a partir de el último lunes de Agosto.
Parte muy importante de su responsabilidad como padres o tutores es buscar que sus vástagos tengan desde sus primeros años una buena preparación, por lo que llegan hasta el sacrificio para cumplirla, proporcionándoles la mejor escuela a su alcance y los requerimientos que ella exija, con tal de que año con año vayan consolidando una sólida preparación, que llegado el tiempo les permita poder ganarse la vida y tener una existencia autosuficiente y productiva, sin el afán de que correspondan a sus esfuerzos sino que por lo menos a ellos les permita, un lugar en este mundo cada vez más complicado de competencias y oportunidades sólo para los más aptos.
Aunque se repite hasta el cansancio que tener una preparación es un derecho de todos los niños y jóvenes, hay que buscar un momento adecuado para platicar con ellos y hacerles reconocer que a ese derecho viene aparejada la responsabilidad de aplicarse a estudiar y dar el mejor rendimiento en las aulas para que el objetivo se cumpla. Para que los resultados sean buenos se requiere que estudiantes, padres y maestros hagan equipo y desde el primer día de clases muestren su decisión porque el ciclo escolar que va a iniciarse sea exitoso, sólo unidos en una sola voluntad se alcanzarán las metas de ir forjando un buen ser humano en cada alumno, que en el futuro sea productivo y en su progreso conjunto, marque también progreso y bienestar para nuestras ciudades y nuestro país.
El rezago educativo existente que nos ha traído como consecuencia una generación mediocre, por no decir ignorante, sin valores morales, fácilmente manipulable por la mercadotécnica que con los más oscuros fines la ha llevado a la mediocridad, la frustración y el fracaso. Como resultado de la ignorancia e irresponsabilidad de las mayorías, hoy enfrentamos una situación económica compleja, de la que tardaremos mucho en salir, pero lo lograremos si cada uno de los mexicanos nos proponemos hacer bien lo que nos corresponda, los niños y jóvenes estudiando, los adultos trabajando bien, los patrones pagando lo justo a sus empleados y cumpliendo con sus pagos de impuestos, obras y servicios, los adultos mayores siendo productivos mientras sus energías les permitan y responsabilizándose del buen cuidado de su persona para mantenerse sano y vital, evitando males corporales a veces imputables al descuido o las adicciones. El buen ejemplo para las nuevas generaciones debe surgir precisamente de los mayores. Por un Tehuacán mejor, demos siempre la mejor imagen que sea posible.

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz.