¡Que se bajen los sueldos!

Jesús Víctor García Reyes

Ante los reclamos de la autoridad municipal de Orizaba, de que no alcanzan los 660 millones del presupuesto autorizado para ejercer en 2019, para realizar proyectos, obras y continuar con los servicios, indicando que la culpa la tiene el gobierno federal por los recortes al gasto público, los vecinos de la ciudad, de tres colonias, nos escriben haciendo la siguiente propuesta: “Si no alcanzan los recursos municipales para resolver problemáticas añejas o recientes, entonces que los siete integrantes del Cabildo de Orizaba se bajen el sueldo que es muy alto”.
Son cerca de medio millón de pesos al mes los que se pagan por salario de los 7 miembros del Cabildo. Un regidor le cuesta a la ciudad 45 mil pesos, 48 mil la síndico y 50 mil el presidente, cada mes. Es mucho dinero, si consideramos que en promedio la población del municipio, con empleo, gana apenas entre 5 y 6 mil pesos al mes. En tanto los subempleados de tiendas, peluquerías, zapaterías, restaurantes, cafeterías, obtienen por semana 700 pesos, trabajando de Lunes a Sábado.
En Orizaba hay cientos de adultos mayores que sobreviven con 1,200 pesos al mes y, personas de la tercera edad, que trabajan en los centros comerciales, embolsando productos, ganan por turno, entre 50 y 70 pesos al día, ni siquiera el salario mínimo.
Estamos de acuerdo con el presidente de México cuando dice que: “No debe haber gobierno rico con pueblo pobre”, porque esto es vergonzoso y discriminatorio, a la vez es corrupción. Pero esto pasa en Orizaba y otros municipios de la región, donde los regidores y síndicos tienen seguro médico privado, gastos de representación, viáticos, bonos de despensa, gasolina y sueldos altos, que ofenden la dignidad del ciudadano.
¿Por qué debemos tolerar estos abusos en el ejercicio de la función pública en Orizaba?, ¿hasta cuándo vamos a exigir moderación en los sueldos de los ediles municipales?, ¿por qué después de un año ocho meses de gobierno municipal, los regidores de “oposición” en el Cabildo, no han propuesto bajarse los sueldos a sólo 20 mil pesos al mes, que es la propuesta que hacen los ciudadanos de las colonias?, ¿por qué se han quedado callados sabiendo que es un abuso de poder ante la pobreza de vecinos de la ciudad?, ¿qué hace la “oposición”, de izquierda y derecha en el Cabildo?
La función de los regidores es vigilar que no se abuse del presupuesto municipal para privilegios personales o de grupo, ¿para ello están ahí, ocupando un espacio de representación? Nos deben una explicación, ya que los vecinos de las colonias Rafael Alvarado, Moctezuma y Librado Rivera, piden se aclare esto de los altos sueldos de los “representantes populares” en el Ayuntamiento. Si los 7 integrantes del Cabildo ganaran solamente 20 mil pesos al mes, que es la propuesta vecinal, la erogación mensual (por todos), sería de 140 mil pesos y no el medio millón que obtienen hoy. Hay congruencia en la propuesta de los vecinos. La autoridad debe moderar sus privilegios. No se les olvide, “están para servir al pueblo”. Hay que recuperar la esencia del principio de Max Weber (1919), “La política cómo vocación, no cómo negocio”.
Con el dinero ahorrado por el recorte de sueldos al Cabildo y los funcionarios de primer nivel, se puede hacer ahorro y pagar la deuda municipal de más de 50 millones de pesos que se trae desde hace 11 años (2008) y, es una sangría al presupuesto por el pago de interés mensual de un millón de pesos. Los ciudadanos no queremos obras “faraónicas”, queremos se pague la enorme deuda, que año con año va creciendo, haciendo aumentar los impuestos anuales. La deuda municipal se refleja, querámoslo o no, en aumento del costo por servicio de agua, drenaje, alcantarillado y el impuesto predial. Esto ni duda cabe. Cualquier contable lo sabe. En finanzas municipales así se recicla el costo por pago de deuda. Quiere decir que al final de cuentas, ustedes y yo, estimados lectores de Diario El Mundo, somos los que pagamos “los platos rotos” sin haber asistido al banquete de palacio. ¡Cuánta injusticia se comete en los municipios mexicanos!, a pesar de los llamados del Presidente de México a los gobernadores, presidentes municipales y poder judicial (federal y local). No se quieren bajar los sueldos ni los privilegios, pero eso sí, se rasgan las vestiduras diciendo que representan el “sentir popular”. ¡Cuánta farsa y mentira en la política!
Con el ahorro de los sueldos de los ediles y directores, Orizaba puede tener la ciclovía que los ciudadanos demandan. Con el ahorro de todos, se pueden fundar funerarias de bajo costo al servicio de los que menos tienen, en los cuatro puntos cardinales del municipio. También, abrir 3 o 4 librerías -cafeterías (municipales), que sean espacios de cultura y relajación a bajo costo. Pero esto no lo harán porque va contra los intereses “mercantiles” que guían el gobierno municipal.
En Orizaba, mucha gente vive con una comida al día, por ello son necesarios los “comedores populares”, que a bajo precio (digamos 15 pesos), ofrezcan una comida caliente al que lo solicite. Esto es actuar en política real y no política ficción de “relumbrón”. Hay que evaluar al gobierno municipal (Cabildo), porque a mi juicio, no está trabajando en los asuntos que los ciudadanos proponen, sino todo lo contrario, lo hace en los proyectos que se imponen. Evaluar el trabajo de cada uno de los cinco regidores, la síndico y del presidente, para valorar si se están conduciendo según las necesidades, o sólo en beneficio de sus propuestas comerciales, mercantiles y neoliberales.
Orizaba se ha mercantilizado desde hace 11 años. La política neoliberal impuesta con disfraz de “Pueblo Mágico”, ha permitido hacer de la ciudad el negocio de unos cuantos. Desde luego, lo hemos escrito, la ciudad está bonita, pero la calidad de vida personal de sus habitantes no ha mejorado, sus bolsillos no reflejan la bonanza que se dice vive la ciudad. Habrá bonanza, quizá, en los propietarios de los grandes negocios hoteleros, restauranteros, transportistas, empresarios, grandes comerciantes, pero no la hay en el ciudadano común. Sus bolsillos están vacíos.
Entonces, señores del Cabildo municipal, está la propuestavecinal de bajarse el sueldo a 20 mil pesos al mes, cada uno de ustedes, empezando por el presidente, la síndico y los cinco regidores de “oposición”. Los regidores deben vigilar el gobierno de la ciudad. Los de la oposición de izquierda, mucho más. Hay un compromiso público nacional de combatir la corrupción en todos los órganos del gobierno. Tener sueldos altos en el servicio público, lo ha dicho el Presidente de México, es corrupción. Estaremos atentos a esta propuesta hecha en el municipio de Orizaba. Veremos quién da el primer paso en la reducción de los monumentales sueldos de los siete integrantes del Cabildo municipal… ¿Serán los regidores de “izquierda”?, ¿quiénes regresarán a la Tesorería los dineros que sobrepasen la propuesta vecinal?
En otros temas… El pasado 18 de julio fue aniversario luctuoso de Benito Juárez García, que murió en 1872. Un gran hombre de la patria. El Presidente de la República le rindió homenaje póstumo en la capital. Su esposa la doctora Beatriz G. Müller (doctora en Letras por la Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), investigadora y catedrática, con licencia, del Colegio de Lingüística de la misma institución), leyó el discurso oficial, dijo entre otras cosas: “Juárez vivió en austeridad y murió con dignidad”. Es el único presidente de México que ha sido velado en Palacio Nacional, ya que Juárez vivió el tiempo que fue Presidente de la República en ese sitio. En un sencillo departamento en el ala izquierda del Palacio. Su esposa Margarita Maza Parada de Juárez siempre lo acompañó, no tenían ayudas de cámara, el presupuesto no daba para “lujos”, eran tiempos de la intervención imperialista francesa, las traiciones de los conservadores y la alta jerarquía de la iglesia católica. Había que ahorrar para comprar fusiles y municiones para combatir al enemigo.
Juárez siempre tuvo un sueldo modesto y ningún lujo personal. En su testamento se indica que era propietario de un par de botas usadas, un par de zapatos nuevos, media docena de camisas, tres moños negros, dos trajes nuevos y uno usado, para uso diario. En su testamento nunca figuraron residencias, casas de campo, edificios de departamentos, tiendas comerciales, club de golf, membresías de viaje, cuentas de banco, gasolineras, tabernas. Todo lo contrario, fue hombre austero y sencillo, su sueldo fue moderado y nunca tuvo privilegio alguno… Ojalá este ejemplo invada la sensatez de los integrantes del Cabildo municipal de Orizaba y otros municipios de la región… “No debe haber gobierno rico con pueblo pobre”…
Los jubilados del Soaicc se reunieron para conocer el avance de sus demandas laborales radicadas en la Ciudad de México, en tribunal federal. Justa la noticia ya que estos hombres y mujeres de la tercera edad, han luchado con ahínco los últimos años, en buscar obtener lo que por derecho les corresponde, edificios, casonas y otras propiedades, que ellos hicieron posible, con los descuentos que la empresa Moctezuma, les hacía cada semana y entregaba al sindicato, por lo que se hicieron de muchos inmuebles, imprenta, autobuses y casonas. Todo les pertenece a ellos, porque fueron fundadores del sindicato que les costó “sangre, sudor y lágrimas”. El testimonio (grabado), que nos han dado tres exobreros de la antigua cervecería Moctezuma, don Francisco, don Cayetano y don Salomón, es tan puntual, que no deja lugar a dudas. Documentos, fotografías, recortes de periódico, volantes, son interesantes pruebas de lo conversado con ellos. Desde las páginas de Diario El Mundo les envío un abrazo fraterno…
¿Educación gratuita en Orizaba?… Ni en sueños… La regiduría de Educación del Ayuntamiento, debe vigilar que no se cometan abusos, por cobros indebidos a padres de familia. El Secretario de Educación del gobierno de Veracruz, ha girado instrucciones para que no se obligue a nadie pagar cuotas. Exigimos que las asociaciones de padres y directores de escuela sean congruentes con el principio de “gratuidad” que marca el artículo tercero constitucional… No se nos olvide que una de las razones de la Revolución fue luchar por una educación en México, pública, gratuita, laica y científica. El artículo tercero Constitucional sustenta este principio político y está vigente… ¡Hagámoslo valer!…
Causó polémica el artículo de semanas anteriores “Los excluidos de la UV”, porque muchos opinan que no se deben recibir sin examen de admisión a los jóvenes que demandan ingresar a la universidad. Tienen razón en ello y respeto su sentir. Lo cierto es que el hecho de aplicar un “examen de selección” (admisión, exclusión, represión, violación de derechos humanos, de equidad de género, de libertades), pone en tela de juicio a todo el entramado educativo que viene desde el jardín de niños, la educación primaria, secundaria y preparatoria, da entender que “no se tiene confianza”, que está funcionando mal, que no forma jóvenes. Lo injusto, es que los jóvenes en edad de estudiar, sean los que paguen las consecuencias, ocultándose las causas del problema, que no se atiende, y que son de índole económica, política y de conveniencias sindicales y de la burocracia “dorada” que gobierna las universidades públicas en México… Saludos lectores.

*Politólogo. (UNAM, BUAP). Catedrático. Investigador Universitario.
[email protected]

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz