Lectura del Santo Evangelio según San Mateo 22:34-40

Lectura del Santo Evangelio
según San Mateo 22:34-40

En aquel tiempo, habiéndose enterado los fariseos de que Jesús había dejado callados a los saduceos, se acercaron a él. Uno de ellos, que era doctor de la ley, le preguntó para ponerlo a prueba: “Maestro, ¿cuál es el mandamiento más grande de la ley?”. Jesús le respondió: “Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente. Este es el más grande y el primero de los mandamientos. Y el segundo es semejante a éste: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. En estos dos mandamientos se fundan toda la ley y los profetas”. Palabra del Señor.

Frecuentemente nos planteamos ¿por qué el mal en el mundo? ¿Cómo solucionar el problema de la violencia familiar, el alcoholismo, la corrupción, el asesinato de los niños por nacer (aborto), la anticoncepción? ¿Por qué nuestra sociedad es tan injusta?. El Evangelio nos da la respuesta: el camino a la felicidad que Dios nos propone es seguir su voluntad.
Es por ello que te invita entregarle todo tu ser: corazón, sentimientos, voluntad, razón, tu familia, tu sociedad, tus leyes. De fondo está el cuestionamiento ¿quién es Dios? ¿es el hombre o Jesús?. Si es el hombre él tiene que decidir lo bueno y lo malo para su vida, ve con claridad lo que le conviene.
Si él no es Dios sino una creatura, ¿puede exigirle a Dios que sea progresista, supuestamente democrático y siga el camino que los políticos y supuestos intelectuales desean? ¿Qué pensarías si alguien le ordenara a Dios aceptar el aborto, que destruya su obra de vida?. Ciertamente que tan solo pensar que Dios tiene que ser y actuar como te lo imagines o desees suena como un absurdo.
Esto es lo que ha hecho el hombre, se ha erigido Dios y no reconoce la autoridad y sabiduría de su Creador que indica al hombre su felicidad. Fuera de Dios solo experimentamos destrucción y sufrimiento en la vida y sociedad.
En este día renuncia a todo aquello que te aparta de la voluntad de Dios y reconoce su supremacía sobre ti. Solo así serás feliz.

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz.