Aprueban plan de rescate a bosques de Nogales

Lucy Rivas A.
El Mundo de Orizaba

Nogales.- Ante el Consejo Estatal conformado por integrantes de la Secretaría de Medio Ambiente, Conafor, Semarnat, Profepa, entre otras, se aprobó el Plan Forestal 2018-2021 de este municipio que contempla trabajar en los Programas de Cambio Climático del Cañón de La Carbonera y de Dasonomía Urbana.
Miguel Ángel de la Torre Loranca, director de Fomento Agropecuario y Forestalde Nogales, dio a conocer que el Consejo Estatal y en base a la Ley 555 del Estado de Veracruz es un órgano consultivo que genera opiniones, técnicas y recomendaciones en materia forestal.
Aunó que el objetivo de estos programas, es trabajar para atender bosques de la zona rural y los de la zona urbana.
En el caso de la primera, aunó que están trabajando en 2 mil hectáreas del Cañón de La Carbonera, y restaurar esta importante zona que da agua al área metropolitana de Orizaba-Córdoba.
En cuanto a la zona montañosa, Nogales tiene 3 mil 600 hectáreas de bosque, de las cuales 2 mil son prioritarias porque forman parte del Cañón y se reforestarán.
En en caso de la zona urbana, dijo que se estará trabajando en 26 colonias que tienen 533 manzanas, y en donde se identificaron mil 229 árboles en la vía pública y corresponde al Ayuntamiento darles mantenimiento.
Este programa que se conoce como Dasonomía Urbana, tiene como propósito renovar el bosque que le da beneficio a la sociedad, explicó.
Aseguró que van a sembrar más árboles, buscarán que sean nogales, que se siembre en las riberas de los ríos; “meteremos frutales en los parques y lagunas, en zonas habitacionales árboles no muy grandes para que no representen peligro alguno”.
Tras la presentación reconoció que recibieron comentarios y opiniones de mejoras, por lo que destacó que hubo una gran participación por parte de la Secretaría del Medio Ambiente que preside Rocío Pérez Pérez, así como de la Conafor, Semarnat, Profepa y del Instituto de Ecología.
Además recomendaciones para agilizar los permisos para el remplazo de árboles, identificar áreas de oportunidad como cursos, saber cómo manejar arbolados en zona urbana que representa un riesgo ante el tejido eléctrico.
La Sedema ofreció dar los permisos para el retiro de árboles que ya cumplieron su ciclo de vida útil.
En tercer lugar, esta dependencia junto con la brigada municipal ya trabajan en la elaboración de una brecha corta fuego en Palo Verde para separar las zonas boscosas y evitar la propagación de algún siniestro; con ello la Conafor y Medio Ambiente está otorgando 180 mil árboles para el rescate del bosque.