¡Me duele la cara!

Jennifer Carrillo
El Mundo de Tehuacán

Hay patologías que ciudadanos ignoran, aunque pueden ser comunes, la falta de información y atención profesional u oportuna disminuyen la oportunidad de conocer acerca de padecimientos, tales como la “neuralgia del trigémino”, que afecta principalmente a los adultos mayores.
Aunque esa enfermedad puede producirse a cualquier edad, se cree que el 70% de quienes lo padecen son mayores de 50 años, ya que el rango de incidencia es de esa edad hasta los 60 años.
El diagnóstico puede presentarse mayormente en mujeres que en hombres, además, este padecimiento se suele confundir con dolor de muelas, causado por el cruce vascular de la arteria cerebelosa superior con el nervio trigémino.
Recientemente el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) emitió información al respecto, para que ciudadanos conozcan de la molestia que genera dicho padecimiento, el cual se trata de un dolor a mitad de la cara, parecido a un toque eléctrico de muy alto voltaje que afecta el ojo, la mandíbula y región maxilar.
Aunque se tiene alternativa para la curación, lo más recomendable es aceptar una cirugía o intervención, la cual se tiene disponible a través de dicha dependencia. Aunque el primer paso, es que ciudadanos detecten síntomas y acudan para su diagnóstico con profesionales de la salud.
Se sabe que ese padecimiento se confunde con dolor de muelas, y es causado por el cruce vascular de la arteria cerebelosa superior, con el nervio trigémino en 85% de los casos, según el servicio de Neurocirugía del Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional Siglo XXI.
El servicio del Seguro Social brinda tres tipos de cirugía para curar ese padecimiento, una es descompresión con balón, en la que se inserta un catéter que presiona el nervio y deja de transmitir la información del dolor. Otra es la termocoagulación por radio frecuencia, que genera un pequeño estímulo de temperatura sobre el nervio y evita el dolor.
Las alternativas anteriores son de mínima invasión e incluso el paciente puede egresar el mismo día a su domicilio, pero otra opción es la intervención quirúrgica abierta, en la que se despega la arteria del nervio, se coloca material aislante para impedir que choquen entre sí dichas estructuras y de esta forma se cura el dolor en los pacientes.
La dependencia ha dado a conocer que la neuralgia del trigémino también es conocida como el “dolor del suicidio”, también puede ser provocado por tumores, infecciones como herpes zóster o algunos padecimientos neurológicos como esclerosis múltiple.
Es importante recalcar que es más común en mujeres, y no es una enfermedad exclusiva de personas en edades avanzadas, pues según registros sí se han presentado casos incluso en pacientes de 25 años de edad; sin embargo, la mayor parte de los casos ocurren entre la quinta y sexta década de la vida.
Parte de las recomendaciones es que cuando las personas tengan un dolor demasiado intenso en la mitad de la cara, acudan a su médico para ser referidas al especialista y reciban tratamiento; no automedicarse y no aferrarse a que es un dolor de muelas.
Especialistas del IMSS también exhortaron a que los pacientes se muestren abiertos a las opciones quirúrgicas, porque los resultados que se obtienen en manos con experiencia son excelentes, llegando a la curación absoluta del dolor.