Los récords felices

No se crea que la maldición de los Tiburones Rojos del Veracruz de no victoria, comenzó cuando el propio Noé guardando su paraguas, comprobó que ya el diluvio universal había cesado por completo, consiguiendo un balón playero para llevar al cabo su deporte favorito, habiendo tenido el querido y mancillado hasta decir basta, equipo porteño, sus mejores momentos cuando llevo al cabo sus dos conquistas de títulos de Liga, sobre todo cuando se entronizaron por vez primera en aquel inolvidable campeonato 45-46, venciendo en el juego clave al España tres tantos por dos, con la ración de pólvora dejada por José Valdivia, Luis de la Fuente el inconmensurable Pirata, y Raymundo el Pelón González.
Dejando en ese torneo el Veracruz sus mejores récords de su particular historia, de esos que merecen ser hablados con tonos estentóreos para ser escuchados por propios y extraños y no como esta sucediendo en los tiempos actuales, en donde de no ganar el próximo viernes al equipo de San Luis Potosí, ya habrá igualado la cifra maldita que posee el Derby Counti cuadro del futbol ingles, que totalizo 32 cotejos en real fila india sin victoria.
Más solicitando al tiempo que vuelva, en el torneo de su primer título de Liga, los jarochos para empezar anotaron 105 tantos de todas las manufacturas existentes, a lo largo y ancho de 30 cotejos, ademas de sumar 8 encuentro consecutivos venciendo, y favor de sumar los 18 juegos sin perder, y los 28 encuentros consecutivos anotando.
Hasta llegar a la elaboración del mayor marcador en el futbol mexicano de todos los tiempos, aquel 14-0, servido a lo que quedaba de aquel equipo de Monterrey, que antes de ese cotejo había sufrido un accidente en una gasolinera de San Juan de los Lagos, Jalisco, perdiendo la vida dos de sus jugadores y quedando lesionados un mal número de ellos, eso sucediendo en el año del 46.
Eran tiempos de real bonanza para el equipo jarocho, bien comprendido por aquel entrenador argentino que lo llevo a coronarse por vez primera, el inolvidable Enrique Palomini.
La campaña 49-50 traería mas felicidad al equipo del Puerto, y la obtención de su segundo titulo de Liga, ademas de que apareció su primer campeón de goleo con el ariete peruano Julio Ayllon, alias El Negro Aparicio.
Hoy con cartas marcadas Veracruz va en pos de igualar el ingrato récord, de mas partidos sin victoria en plano mundial.

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz