Es ‘El Fuereño’ un talento con causa

Sandra De la Luz F.
El Mundo de Tecamachalco

Tecamachalco.- Iván Cortés “El Fuereño”, quiere con su música, hacer lo propio para que el género ranchero prevalezca como parte de la cultura mexicana, además de llegar a las nuevas generaciones e inspirarlas a conservarlo y sobre todo, para que forjen un futuro que beneficie a la sociedad.
El cantante comenzó, en una banda sinaloense en el Estado de México, posteriormente un mariachi lo invitó a participar y desde entonces decidió dedicarse al género ranchero. Asimismo compartió que es originario de Cuautitlán Izcalli y desde pequeño sintió la pasión por esa música que da identidad al mexicano, por lo que decidió ser uno de sus promotores, y así permanece hasta el momento.
A los 20 años llegó a Tecamachalco en donde encontró el amor y es aquí también donde nace “El Fuereño”; de la mano con el mariachi Alma Mexicana, emprendió su imparable carrera, entre ellos el lanzamiento de materiales como El Amor de mi Vida, el cual cuenta con la participación de compositores como Tamara Alcántara y Rafael Buendía.
Actualmente son 15 canciones las que se están arreglando, para luego ser grabadas, pero “El Fuereño” ha compuesto un promedio de 100 temas a lo largo de su carrera.
Gao De la Cruz, compositor, también ha contribuido con aportar temas a su trayectoria.
Mencionó que lo complejo de su carrera, ha sido llegar al gusto de la gente, pues pese a que el género ranchero no pasa de moda, se ha dejado un poco de lado; sin embargo, él continúa firme.
Respecto a la música moderna, opinó que “todos somos libres de escuchar lo que queramos, pero en cierta forma hay ocasiones que se salen de las manos… he escuchado algunos otros géneros en donde hay insinuaciones un poquito fuertes hacia la mujer”, dijo, en cambio que si algo tienen las canciones mexicanas, es que tienden a ser más románticas.
Por ello es que busca que el género ranchero, prevalezca y continúe con mensajes buenos; “más que una letra, lleve un poema”, destacó, como las composición de José Alfredo Jiménez, “lo que yo busco, es poder hacer algo igual”.